Nacional

Es Morena campeón del 'chapulineo'

Morena ha promovido entre diputados el cambio de bancadas, y en dos años se ha hecho de 67 legisladores más de los que le asignó el INE

Reforma

Claudia Salazar/Reforma

domingo, 06 septiembre 2020 | 15:40

Ciudad de México.- El campeón del "chapulineo" en la Cámara de Diputados es Morena, al hacerse en dos años de 67 diputados más de los que originalmente le asignó el Instituto Nacional Electoral (INE). 

El coordinador Mario Delgado rechazó las maniobras del Partido del Trabajo (PT) de aumentar diputados para hacerse de la Mesa Directiva, pero esa ha sido la práctica de Morena en los dos últimos años para asegurar cargos y espacios en San Lázaro.

De haber ganado solo el 37.24 por ciento de la representación, con diversas maniobras el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) tiene ahora el 50.2 por ciento en la Cámara de Diputados, que son 251 legisladores.

El tráfico de diputados que ha tenido Morena le ha permitido quedarse con la Presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) por tres años, controlar todas las áreas administrativas de la Cámara, asegurar la mayoría calificada en reformas a la Constitución y nombramientos, y ganar más espacio en la Comisión Permanente del Congreso.

El INE informó a la Cámara baja, el 23 de agosto de 2018, la conformación de las bancadas con base en los registros de candidaturas que presentaron los partidos en las coaliciones que formaron y la carta compromiso que cada diputado firmó sobre el partido por el que competían.

La coalición Juntos Haremos Historia sumaba en total 307 diputados, de acuerdo a un expediente al que REFORMA tuvo acceso sobre el movimiento de los grupos parlamentarios.

La bancada morenista ganó 106 distritos de mayoría relativa y se les asignaron 85 plurinominales, para sumar 191 legisladores.

El INE estableció que el límite de sobrerrepresentación eran 247 legisladores para Morena.

Para el 4 de septiembre de 2018, en la sesión constitutiva, la bancada de Morena reportó los 247 legisladores de límite, luego de quitarle 32 al PT, que de 61 quedó con 29 integrantes, y 25 al PES, que cambió de 56 a 31.

Esto fue posible porque la mayoría de los candidatos de la coalición pertenecían a Morena, pero fueron registrados como candidatos del PES o PT y al obtener el triunfo electoral, se registraron como legisladores morenistas.

Tal fue el caso del propio coordinador Delgado, que fue postulado por el PT y se registró en Morena, y lo mismo pasó con el vicecoordinador Pablo Gómez.

Ello fue contrario a lo estipulado en el artículo 91 inciso e) de la Ley General de Partidos Políticos, en el que se establece que el convenio de coalición contendrá, en todos los casos, el señalamiento del partido político al que pertenece originalmente cada uno de los candidatos registrados por la coalición y el señalamiento del grupo parlamentario o partido político en el que quedarían comprendidos en el caso de resultar electos.

Además de hacerse de los legisladores de PT y PES, el mismo día de septiembre, al publicarse sus documentos constitutivos, Morena reportó 255 integrantes, con lo que violó el límite de sobrerrepresentación establecido en la Constitución.

Había confusión en la Cámara de cuántos legisladores tenía Morena, porque había diputados anotados en dos grupos parlamentarios, tanto que hubo un registro de 519 diputados, cuando se cotejaron los números de las bancadas.

Por ejemplo, los diputados Melba Nelia Farías Zambrano, Ulises Murguía Soto y Jesús Fernando García Hernández se registraron tanto en el PT como en Morena.

En tanto, otro grupo de legisladores estaban registrados tanto en PES como en Morena: Francisco Javier Borrego Adame, Indira Vizcaíno Silva, María Guillermina Alvarado Moreno, Daniel Gutiérrez Gutiérrez, Edgar Guzmán Valdez, Adriana Paulina Teissier Zavala, Irineo Molina Espinoza, Carmen Mora García, Graciela Sánchez Ortiz, Rosalinda Domínguez Flores y Estela Núñez Álvarez.

A Morena le faltaban legisladores para ser mayoría absoluta y se alió con el PVEM, para que un grupo de diputados se pasara al grupo mayoritario, que fueron Erika Mariana Rosas Uribe, Ana Patricia Peralta de la Peña, Francisco Elizondo Garrido, Nayeli Arlen Fernández Cruz y Humberto Pedrero Moreno.

Cuando se incorporaron los del PVEM, en Morena se reconocieron hasta 252 integrantes.

Con estos movimientos, el partido en el Gobierno alcanzó la mayoría absoluta y se aseguró de tener la Jucopo durante tres años, impidiendo la rotación con Acción Nacional (PAN) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Hasta hace un año, Morena llegó a sumar 258 diputados porque siguieron moviéndose del PES y del PT a esa bancada.

Morena también sumó en sus filas a una parte de diputados que dejaron el Partido de la Revolución Democrática (PRD), los cuales también se incorporaron con el PVEM y más recientemente al PT.

La inclusión de los perredistas es lo que permitió a Morena garantizar la mayoría calificada en reformas constitucionales.

Con los perredistas que se fueron al PVEM, Morena logró quitarle un espacio en la Comisión Permanente al partido del sol azteca.