Nacional

Espió FGR entorno de Emilio Lozoya durante meses

La FGR intervino por meses llamadas para obtener información de la estrategia de la familia Lozoya para defender al ex director de Pemex

Reforma

Reforma

miércoles, 13 julio 2022 | 14:31

Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República (FGR) extendió la intervención de comunicaciones a todo el círculo cercano del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, lo que le permitió obtener información de la estrategia de la familia para defender al ex funcionario, así como a su madre, hermana y esposa, reveló El País. 

El diario español dio a conocer una serie de audios, que se suman a algunos que ya se habían difundido, en los que se muestra que las escucha se extendieron por varios meses sin que se tenga claridad de si éstas fueron autorizadas judicialmente.

 En algunos de los audios se escucha a personas que no estaban siendo investigadas, por ejemplo, Emilio Lozoya Thalmann, padre del ex directivo de la petrolera; Karla Juárez, esposa de Juan Jesús Lozoya Austin; así como el esposo de Gilda Lozoya Austin y empleados de la familia.

"La estrategia del Ministerio Público, según se desprende de los documentos, era estrechar el cerco sobre Lozoya y presionar con órdenes de arresto contra su madre, Gilda Austin y Solís, y su hermana, Gilda Lozoya Austin. Bajo ese plan, una vez estuviera acorralado, el ex director de Pemex tendría que sentarse a negociar con las autoridades", indica el diario.

 En mayo de 2019, la FGR consiguió que un juez librara órdenes de aprehensión en contra de Emilio Lozoya Austin, su hermana Gilda y Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA) por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa.

 A Lozoya, la FGR lo acusó de haber recibido sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, así como de AHMSA por la compra a sobreprecio de la planta chatarra de Agronitrogenados.

 Luego extendió la medida a dos miembros más de la familia: Marielle Eckes, la esposa del ex director de Pemex, y Gilda Austin y Solís, la madre; además de una mujer involucrada en la compra de una casa con el dinero de los sobornos pagados por Odebrecht.

"Los meses siguientes a que se ordenaran esas detenciones implicaron una enorme campaña de vigilancia. En ese entonces, Lozoya estaba fuera del radar de las autoridades y su padre pasaba sus días entre México y Alemania, donde estaba detenida Austin y Solís.

 "Los informes de la Fiscalía dejan registro de cientos de comunicaciones, no está claro si obtenidas de manera ilegal, de familiares y trabajadores. Desde el escolta hasta la secretaria particular. Mensajes que abundan en la vida privada, que van sobre la preparación de una boda o cuestiones médicas, como una cirugía a la que se sometió el padre de Lozoya en julio de 2019. Cientos de fotos de una larga lista de gente cercana. Sabían dónde comían, qué lugares visitaban, qué vuelos tomaban, con cuántas maletas iban", detalla El País.

 En una de las conversaciones, se escucha Emilio Lozoya Thalmann, quien fue Secretario de Energía, Minas, e Industria Paraestatal durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, quejarse de la persecución contra su familia y decir que la FGR pretende engañar al Presidente Andrés Manuel López Obrador.

 "El 24 de julio registraron una comunicación de Emilio Lozoya Thalmann, padre de Lozoya Austin, en la que reclama una persecución contra la madre del ex director de Pemex. 'Da la impresión de un pacto en que engañan al presidente (López Obrador) y se protege al ex Presidente (Enrique Peña Nieto), al ex Secretario de Hacienda, (Luis Videgaray, y a otros'. En la misma conversación, el hombre se queja de que las instituciones se usen para 'fines propios, abusos y venganzas"', refiere El País.

 Una de las pláticas reveladas ahora, en la que Lozoya Thalmann habla con el subprocurador Juan Ramos, complementa otras que ya habían sido difundidas y que muestran la manera en la que el propio Fiscal General, Alejandro Gertz, aconsejó a la familia, para proceder en la negociación por la cual el ex director de Pemex se convirtió en testigo colaborador.

 "Las conversaciones muestran cómo se encomendaron a seguir las instrucciones y consejos de los altos mandos de la Fiscalía. Consultado sobre este tema, un portavoz de la Fiscalía rechazó hacer comentarios sobre las negociaciones y se remitió a los comunicados oficiales en los que aseguran que 'el procedimiento penal (de Lozoya) continúa sin ningún beneficio procesal'", refiere El País.