Nacional

Estallan PFs rebelión con bloqueos

Agentes de PF que se oponen a ir a Guardia protestan en vías en CDMX y estados; en Centro de Mando agredieron a Jefa, quien pedía diálogo

Reforma
miércoles, 03 julio 2019 | 12:42

Ciudad de México.- Elementos de la Policía Federal realizan bloqueos en cuarteles y sedes en el país en protesta por su incorporación a la Guardia Nacional (GN) y por la desaparición de bono operativo.
Un grupo bloquea el Periférico Sur en el sentido al norte, frente a la sede principal de la institución en la Ciudad de México.
De acuerdo con reportes en redes, son alrededor de 50 uniformados los que mantienen cerrado el paso vehicular en los carriles laterales y centrales del sentido sur a norte.
El bloqueo inició aproximadamente a las 10:27 horas de este miércoles.
Una conductora pidió la intervención de policías viales de la Ciudad para agilizar el tránsito vehicular en la zona.
Del mismo modo, se encuentran en el cruce de Constituyentes y Calzada Legaria.
También hay un bloqueo en la Carretera México-Pachuca, a la altura del kilómetro 11, cerca de la base de la corporación ubicada en San Juanico.
Los policías federales, todos uniformados, colocaron trafitambos y piedras para impedir la circulación vehicular; sólo permiten el paso de ambulancias y vehículos de emergencia.
Asimismo, hay reportes de protestas en Querétaro, Morelia, Tijuana, Chiapas y el Estado de México.
En el Centro de Mando en Iztapalapa, los agentes se apostaron afuera de la sede en demanda de la presencia del Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo.
Los agentes se rehúsan a asistir a las evaluaciones para incorporarse a la Guardia, por lo que bloquearon la avenida principal y no permitieron la entrada ni salida de personal a la base.
Durante la protesta, Patricia Trujillo, mando de la Policía Federal dentro de la GN, intentó ingresar a las instalaciones acompañada de un grupo afín, pero los policías la rodearon.
Al ingresar a la sede se escucharon insultos como "¡traidora!" y hubo empujones.
Tras calmarse la situación, la funcionaria ofreció a los manifestantes llevarlos con el Secretario Alfonso Durazo.
"Les habla Patricia, soy policía federal, respeto los principios de mi institución y quiero dialogar", expresó.
"No me voy a mover de aquí hasta que no quede resuelto el último pliego petitorio".
Tras integrarse una comisión, unos 10 federales subieron a la oficina, pero el resto de los agentes presionaron para que a esa reunión ingresarán los medios de comunicación.
La situación provocó empujones y después golpes entre los uniformados, quienes no permitían el acceso a la prensa.
Al menos tres federales fueron golpeados por sus propios compañeros.
La convocatoria difundida entre los uniformados llamaba a que este miércoles, a partir de las 9:00 horas, día en que iniciaban los procesos de evaluación para incorporarse a la Guardia, los uniformados dejaran sus cuarteles y labores para salir a manifestarse.
A decir de elementos, existe inconformidad con las condiciones de incorporación a la GN, pues además de no dar uniformes y equipo en buenas condiciones, reclamaron, se les quitarán bonos y pagos ganados por antigüedad en la corporación.
Señalaron que lentes, cascos, fornituras y otros enseres han tenido que ser costeados por ellos y que los uniformes de la Guardia, así como el equipamiento, está en mal estado.
"Queremos una disculpa pública de los funcionarios que han dicho que la Policía Federal está llena de corruptos. Todos los que estamos aquí somos personal desplegado, personal operativo de fuerzas federales, que pésele a quien le pese, es la corporación más valiente y quienes más vidas ha proporcionado al País y que no ha sido valorado", expuso un vocero.
El pliego petitorio, conformado de 16 puntos, inicia con la solicitud de "Respeto a la dignidad de todos los que conforman la Policía Federal".
Los inconformes exigieron que se respete la antigüedad laboral, las prestaciones laborales, la devolución de la operatividad de 9 mil 800 pesos por cada 25 días laborados y que no sea el personal militar el que los evalúe, pues, aseguraron, éste no tiene conocimiento de la función policial.
Los federales advirtieron que no son elementos castrenses y "no viviremos en cuarteles militares".
Demandaron que el salario quincenal sea de 15 mil pesos libres de impuestos a partir de la segunda quincena de julio de 2019 y que el sueldo base de dos mil 300 pesos desaparezca.
Asimismo, pidieron la eliminación del polígrafo a partir de este 3 de julio; que sus horarios sean establecidos conforme a la Ley Federal del Trabajo; y que renuncien todos los mandos, desde los comandantes de compañía, hasta los directores, al afirmar que ellos son quienes realizan prácticas de corrupción.
Solicitaron también una oficina de derechos humanos y un sindicato para la Policía Federal-Guardia Nacional.
Los agentes agregaron la exigencia de que se les proporcione uniformes dos veces al año.
"De no llegar a un acuerdo, seguiremos en pie de lucha y no nos moveremos hasta realmente ser atendidos", advirtieron en el pliego difundido entre los elementos federales.