Nacional

Evaluará revocatorio la gestión de AMLO

La popularidad y aceptación del Presidente AMLO serán puestas a prueba en las urnas este 2022 mediante la consulta de revocación de mandato

Reforma

Antonio Baranda/Reforma

sábado, 01 enero 2022 | 07:14

Ciudad de México.- Este año, la popularidad y aceptación del Presidente Andrés Manuel López Obrador serán nuevamente puestas a prueba en las urnas mediante la consulta de revocación de mandato. 

El nombre del Mandatario aparecerá otra vez en las boletas, ahora para que los ciudadanos decidan si debe seguir en la Presidencia o, por el contrario, se le debe revocar el mandato por pérdida de confianza.

 El ejercicio, previsto para el 10 de abril, será como el termómetro para la Cuarta Transformación a poco más de la mitad de la gestión del tabasqueño.

 De acuerdo con la más reciente encuesta de REFORMA, publicada el 1 de diciembre pasado, el Presidente registra una aprobación de 58 por ciento y una desaprobación de 36 por ciento.

 Eso lo colocó en los mismos niveles de aprobación que tenían dos de sus predecesores -Ernesto Zedillo y Vicente Fox- y por encima de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto a la mitad de sus respectivos mandatos.

 Sin embargo, López Obrador ha presumido que goza de una mayor aceptación ciudadana.

 El 31 de agosto, afirmó que tiene hasta 70 por ciento de aprobación a pesar de la pandemia, según sus propios datos.

 "Yo tengo mi encuesta, 70 por ciento, 65, 64 de aprobación, y a la pregunta: ¿Si hoy fuese la elección de que se quede o que se vaya? Y traigo 70 que me quede, 25 que me vaya, y 5 que le da igual. Me he mantenido", expresó el 31 de agosto de 2021.

 Unos meses después, el 29 de noviembre, destacó una encuesta que le dio 68 por ciento de aceptación entre los ciudadanos y rechazó que exista polarización.

 "Dicen: 'hay polarización'.

 No, no existe polarización.

 Polarización sería 50-50 ¿no?, esa es polarización", sostuvo entonces.

 Para que el ejercicio revocatorio sea vinculante, se requiere una participación mínima de 40 por ciento de los electores -37 millones- y que la votación sea por mayoría absoluta.

 Confiado en su popularidad, López Obrador ha dicho que deja la Presidencia si la consulta no le favorece, aun si la participación no llega al 40, sino al 30 por ciento.

 "En mi caso, aunque no se llegue al 40 por ciento, porque es mi compromiso, y hay que modificar eso, porque hay que bajar el porcentaje, no al 40, sino hay que ponerlo en el 30, dar todas las facilidades; en mi caso, aunque no llegue al 40 y pierdo, es decir, si la gente dice que se vaya, me voy", expresó el lunes pasado.

 "¿Por qué? Porque no se puede gobernar sin el apoyo, sin el respaldo del pueblo y menos cuando se está llevando a cabo una transformación. Si no tiene uno el apoyo del pueblo no puede uno hacer nada, lo tumban a uno".

 El resultado de la consulta también se torna importante, ya que se realizaría previo a las elecciones estatales del 5 de junio, en la que se elegirá gobernador en seis entidades.