Nacional

Exige Tamaulipas agua retenida en Chihuahua; pedirán ayuda de AMLO

Culparon a la Directora General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez Cisneros, de no garantizar el respeto a los acuerdos establecidos en la ley para el reparto y uso equitativo del agua de la cuenca del Río Bravo

Agencias

miércoles, 26 agosto 2020 | 22:31

Matamoros, Tamaulipas, 26 de Ago. De 2020.- Cerca de 15 mil 500 usuarios del Distrito de Riego Bajo Río Bravo, demandaron del presidente Andrés Manuel López Obrador haga valer la ley para el reparto equitativo del agua de la Cuenca del Río Bravo, retenida ilegalmente en presas de Chihuahua, en detrimento de agricultores y en general la economía de Tamaulipas.

En voz de Raúl Treviño Cisneros, presidente del Módulo Usuarios Hidráulica “Los Angeles”, del Distrito 025, señalan que tan solo este ciclo agrícola pasado (2019-2020) la producción de maíz, sorgo y otros cultivos cayó un 35%, lo que representa pérdida de 2 mil millones de pesos, no solo para los campesinos, sino toda la economía regional.

Culparon a la Directora General de la Comisión Nacional del Agua, Blanca Jiménez Cisneros, se no garantizar el respeto a los acuerdos establecidos en la ley para el reparto y uso equitativo del agua de la Cuenca del Río Bravo, además de permitir el sobrepaso de cuotas en el estado de Chihuahua.

Además, refiere que ante los Tratados de Aguas de 1944 entre México y Estados para la entrega de parte del agua del Río Bravo a los vecinos del norte, como ésta se almacena en el sistema de presas internacionales Amistad-Falcón, que son las que alimentan al Distrito 025 (Bajo Río Bravo), se sacrifica doblemente a Tamaulipas.

Añaden que la situación es tan delicada que por el bajo nivel de las presas que apenas tienen 250 millones de metros cúbicos, no se podría ni dar un riego de asiento en el Distrito 025 de Tamaulipas, además de que se pone en peligro el abasto para consumo doméstico de los diez municipios de la zona ribereña.

No es justo que la CONAGUA permita la extracción ilegal de cerca de 500 millones de metros cúbicos a los agricultores de Chihuahua a quienes corresponden mil 275 millones de metros cúbicos, pero extraen más de mil 700 millones de metros cúbicos.

Además de ello, retienen en forma ilegal y violenta el agua en las presas federales que están en esa entidad, impidiendo el flujo a las cuencas media y baja del río Bravo, a las que deben llegar mil 300 millones de metros cúbicos, de los cuales corresponden a Tamaulipas mil 183 millones.

Señaló que el año pasado en noviembre se debió entregar esa cuota, pero solo se liberaron y hasta diciembre 431 millones de metros cúbicos, y 40 millones de metros cúbicos adicionales en marzo, que fueron insuficientes para los riegos básicos.

Asimismo, citan que a Estados Unidos se le debe 34 millones de metros cúbicos del cicla pasado, más los 400 millones de metros cúbicos de agua del presente ciclo, de tal forma que es urgente se libere el agua retenida en forma arbitraria e ilegal en la Cuenca Alta del Bravo.

Faltan 140 días para hacer esos pagos y debe haber el agua suficiente en las presas Amistad-Falcón, ya que está establecido que una tercera parte del agua que almacenan es para el cumplimiento de los tratados internacionales y las dos terceras partes restantes para el uso en la Cuenca del Bajo Río Bravo.

Treviño Cisneros lamenta la indiferencia y tolerancia de la CONAGUA para hacer cumplir la ley, así como los atropellos por parte de los agricultores y el Gobierno de Chihuahua; además de la falta de apoyo por parte del Gobierno de Tamaulipas, que preside Francisco García Cabeza de Vaca, para defender la causa, aun cuando les ampara la ley y asiste la razón.

Añade que el jueves que el presidente Andrés Manuel López Obrador acude a Matamoros en gira de trabajo, buscarán un acercamiento para plantearle el grave problema, pues impacta en la economía de toda la región, donde la actividad agrícola es un elemento importante de la economía general.

Finalmente, citan que no bajarán la guardia y seguirán luchando por que se cumpla la ley y se tenga el agua disponible que les corresponde para seguir trabajando las tierras y produciendo los alimentos, como los han hecho toda la vida, por décadas.

La situación es caótica, no aguanta otro ciclo agrícola y si no actuamos ahora se dará más drásticamente el “reventadero de pequeñas y medianas empresas agrícolas”, pues iremos todos a la bancarrota.

“Iremos si es necesario hasta el Palacio Nacional, a defender el agua que nos corresponde y a plantear los apoyos que requerimos para la viabilidad de nuestras parcelas”, sentenció