Nacional

Exigen a Sedatu mostrar acuerdos por Santa Lucía

Comuneros retan al Gobierno federal a que demuestre que no tiene adeudos con ellos

Archivo/ Reforma

Jorge Ricardo/ Reforma

sábado, 20 junio 2020 | 14:29

Ciudad de México.- Los comuneros de San Miguel Xaltocan, Nextlalpan, en plantón en las obras del nuevo aeropuerto en Santa Lucía, retaron a la Sedatu a demostrar que no tiene adeudos con ellos.

En un comunicado ayer, la dependencia afirmó que el 9 de marzo de 2019, la comunidad acordó que se declararan terrenos nacionales 653 hectáreas de Xaltocan, de las cuales 525 serían escrituradas a la comunidad y las 128 restantes serían para la terminal aérea.

Sin embargo, los inconformes aseguraron que fueron despojados de 128 hectáreas.

Además, negaron que sólo hayan sido cuatro obras de infraestructura las prometidas por el Gobierno y advirtieron que no permitirán las obras hasta que la Sedatu se reúna con ellos y les pague.

"Que vengan aquí y demuestren con papeles dónde se acordó que les íbamos a regalar las 128 hectáreas", dijo Miguel Palma, uno de los campesinos que está en el plantón.

Insistió en que son más obras las que se solicitaron. Por ejemplo, dijo, ni el kinder ni la secundaria podrán funcionar junto al aeropuerto por el ruido de los aviones y el tren que pasa al lado.

"Ellos mismos dijeron que se tenía que reubicar para el otro lado del pueblo", afirmó.

Los comuneros bloquearon la semana pasada las vías del tren y la entrada de camiones a la zona donde se construyen obras de conexión del nuevo aeropuerto "General Felipe Ángeles".

Dijeron que el motivo era la falta del pago de las tierras hectáreas y el incumplimiento de la escrituración, así de las obras prometidas para el pueblo.

El miércoles pasado instalaron una carpa en la zona donde el Ejército ya realiza excavaciones. Al día siguiente, el Presidente Andrés Manuel López Obrador prometió revisar el caso y aseguró que su Gobierno no cometerá injusticias.

Sin embargo, ayer la Secretaría de Desarrollo Urbano (Sedatu) afirmó que no existe ese adeudo, pues no hubo compra de terrenos comunales, sino que fue un intercambio de 128 hectáreas por la escrituración de 522 hectáreas y que en septiembre iniciarán las obras para el pueblo.

Estas abarcan sólo la remodelación de la plaza principal y el museo de Xaltocan, la construcción de un centro comunitario y la ampliación aulas nuevas para la secundaría.

"La Sedatu pretende asumir que está cobrando el valor del trámite de terrenos nacionales con esas 128 hectáreas, cuando en realidad está despojando a la comunidad de ellas", afirmó el dirigente del Movimiento Social por la Tierra, Francisco Chew.

"Si la Sedatu dice que la comunidad le cedió las 128 hectáreas que muestre los acuerdos o las actas firmadas".