Nacional

Exigen ayuda al Gobierno: 'delincuentes nos tienen rodeados'

En video afirman que ya son tres días consecutivos en los que integrantes de La Familia Michoacana quieren entrar a su pueblo a punta de balazos

Agencia Reforma / Familias que están refugiadas en el centro de salud de la localidad ya no cuentan con alimentos y pasan hambre

Jesús Guerrero / Agencia Reforma

miércoles, 09 junio 2021 | 18:30

Chilpancingo— Habitantes de la comunidad de Ejido Guajes de Ayala, ubicada en el Municipio de Coyuca de Catalán, Guerrero, claman por ayuda ante el asedio que sufren por parte de integrantes del crimen organizado.

En un video, una mujer afirma que ya son tres días consecutivos en los que integrantes de La Familia Michoacana quieren entrar a su pueblo a punta de balazos.

En el material se escucha la voz de una mujer: "por favor, que el Gobierno nos ayude, aquí nos tienen rodeados los delincuentes".

Desde este lunes, unas cien personas, entre las cuales se encuentran 50 niños, están escondidas en el centro de salud de la localidad, mientras que otras no pueden salir de sus casas.

La mujer dice que los hombres del pueblo se están enfrentando a los delincuentes.

"Mi esposo estaba aquí refugiado, pero se fue a unir con el grupo que está defendiendo a nuestro pueblo", señaló la mujer en entrevista.

"Ese grupo de delincuentes quiere apoderarse de la comunidad porque pretende adueñarse de nuestros bosques y saquear la madera y por eso nuestros hombres están enfrentándolos", señaló.

Indica que este miércoles el grupo de la Familia Michoacana logró entrar a la comunidad vecina de El Zapote, en donde solamente encontraron a la señora Rita Gómez, a quien tienen privada de su libertad.

"Ella (Rita Gómez) no se quiso salir de su pueblo con la demás gente porque prefirió quedarse para cuidar a sus animalitos y no sabemos qué le están haciendo esos delincuentes", expresó la mujer.

Mencionó que poco antes de las 14:00 horas un helicóptero, aparentemente del Ejército mexicano, sobrevoló por el pueblo, y fue en ese momento que los delincuentes dejaron de disparar.

La gente esperaba que el helicóptero bajara a la comunidad y les brindara ayuda.

La mujer señala que tras el primer enfrentamiento contra los integrantes del crimen organizado, hace tres días, varios hombres del pueblo perdieron la vida.

Desde febrero de este año se han registrado enfrentamientos entre pobladores de esa zona contra el grupo armado.

Decenas de familias de pueblos de esa zona de la Sierra de Guerrero se han desplazado hacia otros municipios del Estado, incluso hacia otras entidades.

Desde marzo, en esa zona fue instalada una Base de Operaciones Mixtas, con la participación del Ejército Mexicano y la Policía Estatal.

Además funcionarios del Gobierno de Héctor Astudillo acudieron a ese lugar para entregarles despensas a las familias, sin embargo, fueron insuficientes, pues desde hace tres días no cuentan con alimentos.

"Fue un kilo de frijol, un kilo de arroz, un rollo de papel, café y masa minsa. Eso fue lo que contenía la despensa", dijo.

"Nos preocupa mucho los niños y ancianos porque ellos no pueden aguantar mucho sin comer", expresó.

El pasado viernes 4 de junio, el Ejército Mexicano y los agentes estatales se retiraron del lugar sin avisarles a los pobladores.

"Para nosotros es muy sospechosa la salida de las fuerzas de seguridad, porque qué casualidad que ellos se van y los delincuentes empiezan a accionar pretendiendo entrar al pueblo", expresó la mujer.

Hasta este miércoles en la tarde, ninguna autoridad había acudido a esa zona para brindarle ayuda a las familias que se refugiaron en el centro de salud.

La mujer cree que los integrantes de la Familia Michoacana actúan con esa impunidad porque el Gobierno los está protegiendo.

Menciona que en estos casi cuatro meses de agresiones que han sufrido por parte de esa organización delictiva el Gobierno no ha podido detener a nadie.