Nacional

'Federales, sin razón para continuar protestas'

Reitera López Obrador que no se despedirá a quienes no quieran integrarse a la Guardia Nacional; descalifica bloqueos de uniformados; destaca críticas de expresidentes

Excélsior
lunes, 08 julio 2019 | 12:18
Excélsior

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los policías federales no tienen razón para seguir protestando, pues a ninguno de ellos se les va a despedir si deciden no incorporarse a la Guardia Nacional.

Reiteró que mantendrán el diálogo con el grupo de inconformes, aunque descalificó a quienes han bloqueado las calles para denunciar una supuesta injusticia en el proceso de incorporación al nuevo cuerpo de seguridad.

“Lo digo de manera respetuosa, cada quien es libre de sus actos y responsable de sus actos, pero imagínense una policía que se indiscipline y que tome las calles. ¿Qué imagen da? ¿Quién va a apoyar eso?”, aseveró.

Señaló que desde la semana pasada que se presentó esta inconformidad se dieron todas las libertades para manifestarse.

“Cero represión, no vamos nosotros a actuar de la misma forma, se acaba el autoritarismo. Esa es la transformación. Y nos atenemos a que todos actuemos de manera responsable”, apuntó.

Ahora expresidentes participan

Cuestionado en la conferencia mañanera sobre las críticas que ha recibido su gobierno por parte de exmandatarios, el presidente López Obrador dijo que es algo natural que se enmarca en los nuevos tiempos, en los que todos tienen la oportunidad de opinar para bien o para mal de lo que hacen las autoridades.

“Antes, en la práctica los expresidentes guardaban silencio, ya no intervenían en la vida pública, esa era la costumbre, eran como las reglas no escritas; ahora participan, no lo veo mal, son otros tiempos, y dejemos que los ciudadanos sean los que decidan.

“También en eso cambiar, no pensar que la gente es menor de edad”, subrayó.

Pidió atenerse a la nueva realidad del país con el cambio de régimen en el qué hay cambios, pero respeto a las opiniones divergentes y a los propios cuestionamientos.

“Ya es distinto, la relación con los medios es de respeto, de aceptar todos los cuestionamientos, garantizar libertades plenas, nada de censura y diálogo circular”.