Nacional

Funcionario y médicos privados son indagados por manipular actas de defunción

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que operaba junto a una red de médicos privados

Agencias

viernes, 05 junio 2020 | 22:23

Coludidos con “coyotes” que operan en el Registro Civil, una red de médicos vendía actas de defunción donde registraron como causa de muerte insuficiencia respiratoria, neumonía atípica o neumonía viral en medio de la pandemia por coronavirus.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, detalló que se investiga a médicos privados así como al menos a un funcionario del Gobierno capitalino luego de que la Agencia de Protección Sanitaria interpusiera una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia (FGJ), como dio a conocer El Universal este viernes.

“Había algunos médicos, sobre todo privados –no que trabajaban en el Gobierno de la ciudad– que estaban involucrados en este cobro del servicio.

“Lo que hicieron fue lo correcto, presentar la denuncia ante el Ministerio Público, ante la propia Contraloría en el caso de una persona que probablemente esté involucrada dentro del Gobierno de la ciudad y que la Fiscalía haga toda la investigación y que se sancione todo lo que tenga que sancionar”, dijo Sheinbaum en videoconferencia este viernes.

La Agencia detectó irregularidades en los documentos, pues un grupo de al menos 10 médicos emitió un gran número de actas de defunción, siendo casi imposible que los doctores acudieran al lugar para certificar la causa de cada fallecimiento.

La mandataria indicó que parte de la información surgió a partir de los operativos contra “coyotes” realizados por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) en conjunto con la Secretaría de Gobierno y la Consejería Jurídica, responsable del Registro Público.

“Estaban vinculados con esta red que vendía certificados cuando no debían hacerlo y estamos facilitando toda la tramitología y recordando que el trámite es absolutamente gratuito para que las personas no tengan que recurrir a un tercero”, dijo.

Además, la Agencia de Protección Sanitaria denunció el robo de unas 500 actas de defunción en meses anteriores, resultando en el riesgo de subregistro o sobrerregistro de muertes por COVID-19.

En caso de fallecimiento de una persona por COVID-19 o sospecha del virus, se debe dar aviso a las autoridades sanitarias a través del 911 o la SSC, quien canalizará el caso a la Secretaría de Salud capitalina.

Personal médico deberá acudir al lugar para emitir el certificado de defunción donde se establecerá la causa; en caso de que la muerte ocurra en un hospital la institución de salud será la encargada. Este trámite es gratuito.

Fuente: www.expansion.mx