Nacional

Gasta la SEP en obras y hay planteles dañados

Invirtió 10 mil 120 millones de pesos en el programa La Escuela es Nuestra

El Diario de Juárez / Una maestra se prepara para el regreso a clases en el salón

Claudia Salazar / Reforma

lunes, 30 agosto 2021 | 06:49

Ciudad de México– El Gobierno federal invirtió 10 mil 120 millones de pesos en el programa La Escuela es Nuestra, pero los planteles estaban cerrados, fueron vandalizados, se robaron equipos y no tuvieron mantenimiento alguno.

Para el diputado del PAN Héctor Saúl Téllez no hay explicación de cómo el Gobierno desembolsó tanto dinero si las escuelas no funcionaban.

Señaló que al primer semestre del año, la Secretaría de Educación Pública (SEP) se había gastado el 83 por ciento del presupuesto del programa.

Dijo que en él se contemplan partidas para infraestructura, apoyo al personal por ampliación de jornada escolar y alimentación de alumnos.

En un análisis que hizo sobre los recursos, el nuevo diputado de la 65 Legislatura dijo que es inexplicable cómo fue que el Gobierno llegó a tal nivel de gasto, si el resultado es que las escuelas estaban literalmente abandonadas antes del retorno a clases presenciales. 

“No obstante el exorbitante gasto y el sobregiro de erogaciones a mitad de año, eso no refleja que las escuelas se encuentran en mejor estado, sino por el contrario. Las escuelas públicas durante la pandemia han sido vandalizadas, se han robado equipamiento y las condiciones de infraestructura se han precarizado notoriamente.

“No se entiende cómo se llegó a ese nivel de gasto por cómo se encontraron las escuelas públicas en todo el país, vamos a pedir que se audite ese programa”, expresó en entrevista.

Afirmó que a pesar de que la pandemia ha provocado la inasistencia de alumnos y docentes a las aulas y escuelas, el gasto del programa La Escuela es Nuestra no se detuvo, no sólo en lo que va del 2021, sino también en 2020, cuando la mayor parte del año no hubo clases.

Recordó que el año pasado el presupuesto fue de 7 mil 250 millones de pesos y cuando inició el programa en 2019 fue de 2 mil 600 millones de pesos, de acuerdo a las cifras que arrojó la Cuenta Pública de esos años.

El diputado federal por la Ciudad de México expuso que dicho programa concentró recursos que se destinaban al desaparecido Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa, que era el organismo encargado del mantenimiento, reparación y construcción de escuelas públicas del nivel básico. 

Con la reforma educativa, se derogó la ley que creaba el instituto y ningún otro organismo se hizo cargo de esta labor. 

En su lugar, indicó, se creó un componente de infraestructura en el programa de La Escuela es Nuestra, para que los padres de familia en el Comité Escolar de Administración Participativa definieran las obras a realizar por escuela.