Nacional

Habitantes contradicen al Gobierno por enfrentamiento con 15 muertos en Iguala

Incluso las versiones del Estado y Federación varían entre ellas

Reforma
jueves, 17 octubre 2019 | 10:14

Ciudad de México.- En la comunidad de Tepochica, Iguala, algunos habitantes dicen que el enfrentamiento entre militares y hombres armados duró entre 30 y 40 minutos, pero otros señalan que ni se dieron cuenta de lo que pasó la tarde del martes.
Una mujer que vive a la vuelta de la calle principal, donde ocurrió el presunto enfrentamiento en el que murieron 14 civiles y un militar, dice que ella no se dio cuenta de lo ocurrido porque corrió a refugiarse a su casa.
Sin embargo, la mayoría de los pobladores afirman que el "encontronazo" —como lo calificó el Gobernador Héctor Astudillo— duró más de media hora.
Otra mujer señaló que cuando escuchó las detonaciones agarró a sus hijos, se encerró en su domicilio y salió hasta que se percató de que los soldados andaban en la calle.

Sin embargo, en la vía donde ocurrieron los hechos había solo un orificio de bala en la pared de una vivienda.
En fotografías difundidas en redes sociales se observa que los 14 cuerpos de las víctimas quedaron dentro y cerca de una pick up Ford negra de doble cabina, una de las tres camionetas en las que viajaban los agresores, según la versión oficial.

Dos quedaron en los asientos de piloto y copiloto, y dos más en los asientos de atrás. En la batea se observan cuatro cuerpos, dos más al costado derecho del vehículo y cuatro en el piso, en la parte de atrás del vehículo, tres boca abajo y uno boca arriba.
Ninguna de las víctimas quedó cerca de las otras dos camionetas, una Chevrolet color guinda y una HR-V Honda blanca.
Además, la mayoría de los cuerpos no se observan portando armas o con fusiles cerca, pese al arsenal que supuestamente portaban los atacantes.
Según la Fiscalía de Guerrero y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en el lugar del enfrentamiento se decomisaron 19 armas: 13 largas y 6 cortas, además de más de 5 mil cartuchos.
Pero en las fotos solo se alcanzan a ver cinco fusiles, uno en las piernas del piloto, otro AK-47 en las manos de uno de los agresores muertos en los asientos traseros; uno más en la batea, otro junto al cuerpo que quedó colgando en el costado derecho de la camioneta y otro más junto a la Chevrolet guinda.

Tras el enfrentamiento del martes, ocurrido en este poblado ubicado a 5 kilómetros de Iguala, ayer las calles lucieron vacías.
En las escuelas de educación preescolar, primaria, secundaria y bachillerato se suspendieron las clases.
En la comunidad, que está muy cerca de la aeropista de Zacacoyuca, y que tiene una población de aproximadamente mil habitantes, también se suspendió el servicio médico en la casa de salud, pues el médico y la enfermera no llegaron.
Durante el día, familiares de ocho de los 14 abatidos acudieron a reconocer los cuerpos al Semefo.
En tanto, personal del Ejército y las fuerzas de seguridad estatal realizaron operativos de búsqueda para localizar a los pistoleros que lograron escapar tras el enfrentamiento, entre seis y ocho, según el fiscal general de Justicia de Guerrero, Jorge Zuriel de los Santos.