Nacional

Hidalgo va por protección hacia animales de granja tras investigación de igualdad animal

Igualdad Animal impulsó hoy una iniciativa que busca dar protección a los animales destinados al abasto para tipificar como delitos la crueldad hacia ellos

Agencias

Excélsior

lunes, 20 diciembre 2021 | 14:31

Luego de que en septiembre de este año, Igualdad Animal sacará a la luz imágenes perturbadoras de actos de crueldad (VE EL VIDEO aquí) y graves incumplimientos a las Normas Oficiales Mexicanas cometidos en el Rastro Municipal Regional de Tizayuca, Hidalgo, como la NOM-033-SAG/ZOO-2014, que habla sobre los métodos para dar muerte a los animales domésticos y silvestres, y la NOM-051-ZOO-1995, sobre el trato humanitario en la movilización de animales.

El día de hoy Igualdad Animal a través de la diputada Elvia Yanet Sierra Vite, integrante del Grupo Legislativo del Partido del Trabajo y en colaboración con grupos locales y asociaciones civiles como Biofutura, impulsa la iniciativa de ley con proyecto de decreto ante el Congreso de Hidalgo para reformar y adicionar disposiciones a la Ley de Protección y Trato Digno para los Animales y el Código Penal de Hidalgo, que permitan garantizar el bienestar de los animales que son aprovechados para la generación de diversos productos y subproductos, los denominados “animales de abasto”, visibilizando al grupo de animales más desprotegidos de nuestro marco regulatorio, como son los animales matados para consumo.

Los principales puntos de esta iniciativa son:

● Establecer todo un capítulo de criterios de bienestar para establecer protección jurídica a los animales de granja desde su crianza hasta su muerte, tipificando como delito los actos de maltrato y la crueldad hacia ellos, considerando como un acto de crueldad cualquier acción que prolongue el sufrimiento animal.

● Se castigará la crueldad animal en rastros, a quien incumpla con las Normas Oficiales Mexicanas aplicables al procedimiento previo y durante la matanza, siendo obligatorio inducir al animal a un estado de inconsciencia previo a su muerte.

● Se prohíbe la matanza de animales en cualquier espacio, ya sea público o privado, sin que se cuente con el permiso de la autoridad correspondiente.

● Supervisión con videovigilancia en las unidades de matanza y rastros, con el objetivo de supervisar el cumplimiento de la ley y NOM en la materia.

 Algo que se debe resaltar de esta iniciativa presentada es que busca redefinir el concepto de Bienestar Animal para que se apegue a la definición que tiene la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), diciendo que el bienestar animal designa “el estado físico y mental de un animal en relación con las condiciones en las que vive y muere.”

Esa relación de la que habla la OIE se ve comprometida para los animales en granja de nuestro país, pues no existen criterios que establezcan cómo dotarles del bienestar más básico desde su crianza, es así como encontramos espacios sumamente estrechos, condiciones de hacinamiento e incluso prácticas que resultan crueles como el abstener de alimento y agua, cortar el pico a las aves, entre otras prácticas que se realizan con el objetivo de evitar que dañen a otros animales o a sí mismas.

Al llegar a los rastros, el sufrimiento se agudiza y culmina con una matanza que no se apega a lo que disponen las Normas Oficiales Mexicanas. Lamentablemente, estas conductas (que no son sanas ni naturales) son consecuencia de las condiciones en las que se encuentra: con carencias de estímulos ambientales para que se desarrollen o puedan expresar sus conductas naturales y, en consecuencia, se provocan estas conductas de violencia.

“Los animales dentro de los rastros siempre experimentan sufrimiento y terror, y esto se intensifica aún más cuando los operadores no cumplen con las regulaciones existentes, ignorando por completo los estándares de bienestar mínimos, es urgente legislar al respecto. ” - Dulce Ramírez, Vicepresidente para Latinoamérica de Igualdad Animal.

Las imágenes captadas en la última investigación de Igualdad Animal (VE EL VIDEO aquí) en un rastro de Tizayuca, Hidalgo advierten, que las condiciones de crueldad e ilegalidad no son una excepción de algunos rastros, sino una regla en la industria cárnica, como se puede ver en esta y otras de nuestras investigaciones, que ponen en riesgo la salud de todos los mexicanos y ocasionan el sufrimiento de millones animales.