Nacional

Hunden a 'Billy' Álvarez su hermano y ex tesoreros

Hermano de 'Billy' Álvarez y 2 ex tesoreros de Cooperativa Cruz Azul revelaron a FGR esquema de contratos falsos para desvíos millonarios

Reforma

Reforma

viernes, 31 julio 2020 | 11:33

Ciudad de México.- Guillermo "Billy" Álvarez hoy es prófugo de la justicia, en buena medida porque su hermano Alfredo Álvarez y dos ex tesoreros de la Cooperativa La Cruz Azul revelaron a la FGR que usaba un esquema de contratos simulados con "factureras" para desviar millones de la empresa. 

Tanto el hermano del directivo como Juan Manuel Briseño González y María Alejandra Velázquez Paredes, ex director Financiero y ex tesorera general de la cementera, detallaron el funcionamiento del mecanismo y esta última entregó a la SEIDO un total de 50 facturas de 15 empresas de "papel" con las que se simularon contratos por 190 millones de pesos.

A quien señalan como responsable de diseñar esta mecánica de transferencias, mediante contratos simulados con empresas de "papel", es al abogado Ángel Martín Junquera Sepúlveda, asesor externo de la cooperativa y también evadido de la justicia por los delitos de lavado y delincuencia organizada, al igual que "Billy" Álvarez.

"Durante los años 2016 a la fecha, tuve conocimiento y me percaté que existían muchas autorizaciones de pago por cantidades sumamente elevadas, relacionadas básicamente con su puestos servicios de consultoría, de prestación de servicios generales, servicios de comunicación o publicidad y manejo de presupuesto, que en realidad no se prestaban o eran inexistentes", declaró Alfredo Álvarez.

"En ambos casos los pagos fueron directamente autorizados por el director general de la cooperativa Guillermo Héctor Álvarez Cuevas, quien junto con Víctor Manuel Garcés Rojo, quien era Director Jurídico de la Cooperativa; Miguel Eduardo Borrell Rodríguez, actual Director Jurídico; Mario Sánchez Álvarez, Coordinador Financiero; y Benito Rodríguez Fayad, como Gerente de Cygna de Oriente, fueron quienes operaron los mecanismos de dichas disposiciones indebidas".

María Alejandra Velázquez Paredes, Tesorera General de 2015 a 2019, no sólo ofreció sus testimonios a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), también entregó copia de 50 facturas de operaciones simuladas por alrededor de 190 millones de pesos.

Los pagos se realizaron a 15 "factureras" identificadas como Capital Humano y Financiero Ámbar, Attar 2715 S.C., Aura Desarrollo Social, Servicios Profesionales BAAL, Corporativo Facundia, Hesperia Imagina, Recursos Financieros Kerala, Margen Asesores S.C. y Desarrollo Social Versany.

También Argema Consultores, Grupo Empresarial Alpeguso, Grupo Social Cibet, Consultoría Socialem, Viden Consultoría y Zetila.

Una de estas empresas, Attar 2715, es parte de las 7 compañías "fachada" que aparecen en la orden de aprehensión contra "Billy" Álvarez y mediante las cuales le atribuyen desviar más de 114 millones de pesos en contrataciones simuladas.

Velázquez Paredes refiere que la cooperativa realizaba todos sus trámites ante la Notaría 202 de la Ciudad de México.

"En mi cargo como Tesorera General de la Cooperativa, en específico durante los años 2015 a 2019, pude ver que existían varias autorizaciones de transferencias de pago por fuertes cantidades de dinero, relacionadas con servicios que en realidad no fueron prestados, las cuales habían sido dadas directamente por el señor Guillermo Héctor Álvarez Cuevas, mismas que no seguían el proceso interno de la empresa", dijo Velázquez Paredes.

"El señor Guillermo Héctor Álvarez Cuevas instruía el pago vía transferencia de supuestos servicios a empresas o consultoras que nunca los prestaron".

Juan Manuel Briseño González, ex director Financiero, relata que de 2010 a 2016 en las reuniones de trabajo con los mandos de la cooperativa se percató que "Billy" Álvarez autorizó e incluso firmó el pago de servicios inexistentes por montos sumamente elevados.

"El esquema referido era propuesto por el licenciado Ángel Martín Junquera Sepúlveda y aprobado por los referidos directores jurídicos Víctor Manuel Garcés Rojo y Miguel Eduardo Borrell Rodríguez, a lo cual dichas personas confirmaban su disposición de elaborar documentos y realizar las gestiones necesarias, dentro de las áreas legales y financieras de la Cooperativa, para simular que se habían prestado dicho servicio, cuando en realidad, con varias empresas nunca fue así, con la intención de ocultar el origen de los recursos de la cooperativa", declaró.