Nacional

Identifican a los que vendían carne de perro para tacos

El producto cárnico lo distribuían a varios locales

Agencias

miércoles, 27 abril 2022 | 23:24

Estado de México.- Carniceros fueron capturados y un juez decidió vincular a proceso por el delito de maltrato animal a Jorge y Julio César,  dos presuntos carniceros señalados por vecinos de matar perros para vender la carne a taquerías, informaron está noche autoridades tanto del Poder Judicial como de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Autoridades de la Fiscalía mexiquense informaron que obtuvieron vinculación a proceso en contra de dos investigados de 60 y 62 años de edad , por el hecho delictuoso de maltrato animal ocurrido en el municipio de Tultitlán.

Los imputados fueron detenidos por vecinos de Tultitlán quienes los entregaron a policías municipales, quienes los presentaron ante el agente del Ministerio Público con sede en Cuautitlán, luego de que encontraran realizando patrullaje en la colonia Mariano Escobedo y un grupo de personas les solicitaron el apoyo para detener a Jorge y Julio César, quienes tenían decenas de perros vivos, pieles y huesos de canes.

Capturan carniceros por venta de carne de perro para taquerías

En la casa y terreno que ocupaban ambos hombres había cerca de 60 perros, Informaron autoridades de la Fiscalía mexiquense, quienes por estos hechos y con los datos de prueba recabados y aportados por el MP, se pudo determinar la probable participación de ambos sujetos en el delito de maltrato animal y un juez se determinó vincularlos a proceso en la audiencia de prórroga del plazo constitucional.

El juez estableció plazo de un mes de investigación complementaria; al ser un delito que no amerita prisión preventiva, subsiste la medida cautelar de presentación periódica ante el Centro Estatal de Medidas Cautelares, informaron autoridades de la Fiscalía y del PJEM.

Activistas de “Mundo Patitas” afirmaron que días previos a la detención dieron seguimiento a uno de los hombres desde Tultitlán hasta una taquería afuera del Metro Tacuba, donde entregaron un costal, presuntamente con carne de perro.