Nacional

Impone Morena control de Ejército sobre Guardia Nacional

Diputados aprobaron la iniciativa que otorga a la Sedena el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional

Reforma

Claudia Salazar y Martha Martínez/Reforma

sábado, 03 septiembre 2022 | 06:39

Ciudad de México.- La Cámara de Diputados aprobó la reforma a leyes secundarias que da a la Secretaría de la Defensa Nacional el control total de la Guardia Nacional. 

La reforma también deja a la Secretaría de Seguridad sin cuerpo policiaco civil para atender la seguridad pública del país.

El coordinador parlamentario de Morena, Ignacio Mier, asumió como propia la iniciativa presidencial que llegó a la Cámara el pasado miércoles 31 de agosto y la presentó como suya, al pedir que se abordara de urgente resolución, dispensaran trámites y se votara.

Se acordó votar 4 leyes por separado, porque partidos de la alianza Va por México sólo aceptaron avalar las reformas a la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

Esta ley de Ascensos se aprobó con 458 votos a favor, una abstención y 26 contra, de los cuales 25 son de Movimiento Ciudadano y uno de la morenista Inés Parra.

Con ello se homologa el tiempo de servicios del personal del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana asignado en la GN, como tiempo de servicio en su respectiva Institución.

Todo lo demás se votó en contra por la Oposición, pero fue aprobada por el bloque mayoritario.

En la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal se establece que son atribuciones de la Sedena ejercer el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional.

Esta ley se aprobó con 265 votos a favor, 221 en contra y dos abstenciones.

Además, en la Ley de la Guardia Nacional se determina que el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional tendrá la misma facultad de ejercer el control operativo y administrativo de la corporación, "en el marco de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública y cuando el titular del Ejecutivo federal disponga que participe en el auxilio de las Fuerzas Armadas en el ejercicio de sus misiones".

Se aprobó con 267 votos a favor, 222 en contra y una abstención.

En esta reforma se prevé que la Sedena tendrá la responsabilidad de expedir manuales de organización, de procedimientos y de servicio, los programas operativos y las estrategias; y autorizar planes y programas para el ingreso, formación, capacitación, especialización y profesionalización del personal de la GN.

En la Ley Orgánica del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana se faculta al personal militar para efectuar "operaciones de apoyo" a las instituciones de seguridad pública; y se reconoce como personal activo del Ejército al personal asignado a la GN.

Esta reforma se avaló con 267 votos a favor, 220 en contra y una abstención.

En artículos transitorios se precisa que los militares que actualmente están en la Guardia Nacional continuarán en esa condición bajo el mando del Comandante de dicha institución.

Los 9 artículos transitorios se aprobaron con 265 votos en pro, 219 en contra y una abstención.

En un documento que se distribuyó entre diputados de Morena sobre el contenido de la propuesta, donde se pide votar a favor, se omitió incluir y explicar la principal propuesta: que la Sedena toma el control de la Guardia Nacional.

El coordinador de Morena, Ignacio Mier, aseguró que con la reforma se le está dando certeza jurídica y administrativa a la GN, para garantizar una de las obligaciones del Estado, la de proteger las libertades y el patrimonio de los mexicanos.

Diputados de la Oposición anunciaron que recurrirán a la Corte, al considerar que la reforma del presidente López Obrador es inconstitucional.

Antes de la votación, la panista Margarita Zavala acusó que la propuesta de López Obrador significa la rendición del Estado frente al crimen organizado.

"No saben qué hacer y dejan la responsabilidad del Gobierno al Ejército. No resuelve el problema del crimen organizado ni la violencia.

"No beneficia a los ciudadanos, no beneficia al Ejército, a la Sedena, a la Guardia Nacional, a la Secretaría de Seguridad, no beneficia a los soldados, a los marinos", manifestó.

También dijo que se le quiere pasar al Ejército toda la responsabilidad de las fallas en la seguridad y consideró que eso no es justo.

Reclamó que se hace tal reforma, luego de tener amarrado de manos a los militares, porque se les ha ordenado no intervenir cuando van a zonas de violencia, lo que, incluso, afirmó, los ha humillado.

El morenista Mario Llergo respondió que los oráculos del desastre no tienen y les sobra cinismo.

"¿Acaso olvidaron que en el Gobierno de Felipe Calderón sacaron a la calle al Ejército a librar una guerra fallida en contra del crimen organizado y que bañó de sangre al país? ¿Acaso ya lo olvidaron?", reclamó.

Jorge Triana, vicecoordinador del PAN, recordó que la Constitución dice claramente que la Guardia Nacional debe ser de carácter civil y debería estar adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública.

"Dicen, tienen el descaro de decir que no están militarizando, adscriben la Guardia Nacional a la Sedena, pero no están militarizando.

"Señores, Andrés Manuel López Obrador es el Presidente más militarista en la historia de este país y eso es un hecho consumado a partir del día de hoy", aseguró.

Por MC, el coordinador Jorge Álvarez Máynez acusó que la forma en que se presentó la iniciativa es un albazo y un atropello al Poder Legislativo, una violación a la Constitución y una traición a la patria por promover que la GN quede en manos de la Sedena.

"Hoy hay dos opciones que van a quedar en la historia, o se defiende la Constitución o se traiciona a México. Lo que están haciendo es traición a la patria perpetuando la guerra", afirmó, al anunciar que será una reforma que irá directo a la Corte.

Salvador Caro, también de MC, acusó que se presentó un galimatías "castrochavista" y consideró que se trata de la reforma más peligrosa que ha llegado a la Cámara de Diputados.

"El PRD no será cómplice del nuevo artificio político presidencial. Es el Gobierno de la promesa incumplida, la reforma en leyes secundarias refleja el fracaso de la estrategia de seguridad del partido oficial", aseguró Francisco Javier Huacus.

El perredista mostró en tribuna imágenes del Presidente López Obrador y del dirigente de Morena, Mario Delgado, rechazando la militarización en el gobierno de Peña Nieto.

Promueven PRI y Morena reforma constitucional

Por el PRI, el diputado Carlos Iriarte pidió considerar la propuesta de su partido para alargar a 9 años el tiempo en que los militares podrán participar en labores de seguridad pública, tiempo que concluye en marzo del 2024.

"No puede dar oportunidad de construir policías civiles y no poner en riesgo a las Fuerzas Armadas es el objetivo de esta iniciativa. Este proyecto de reforma reconoce en sí mismo aciertos y desaciertos y señala inconsistencias e identifica instrumentos y métodos que deben continuarse ejerciendo", indicó al pedir que la GN sea civil.

Aseguró que la reforma del Presidente López Obrador es contraria a la Constitución y no atiende al problema de la seguridad.

El diputado de Morena, Juan Ramiro Robledo, aseguró que la Guardia Nacional seguirá siendo civil, aunque reconoció que estará bajo el control de la Sedena.

"Hay un Presidente civil que nombra a un comandante civil, hay una Secretaría de Seguridad Pública que dirigirá la estrategia nacional de seguridad pública, elaborará los programas y la política criminal y dirigirá al gabinete de seguridad.

"Y hay una Sedena que va a operar, a operar el funcionamiento y la organización de la Guardia Nacional por un tiempo determinado", dijo.

También manifestó que aceptarán la iniciativa del PRI para prorrogar el tiempo de los militares en las labores de seguridad.

"Hoy, hoy, hasta marzo del año 24, si esa iniciativa del PRI se aprueba, si la probamos, entonces, se prorrogará, creo yo para bien de México, ese inter que hoy le permite al Ejecutivo tener con tres secretarías el despacho para la función tan importante que es la de la seguridad pública", planteó.