Nacional

Incendio en el cerebro del Metro, pérdida de 5 mmdp

El SNTSTC acusó de que la exdirectora del Metro dejó de aplicar los recursos para el mantenimiento preventivo

Excélsior

Excélsior

domingo, 09 enero 2022 | 06:33

El incendio de hace un año en la Subestación Buen Tono representó una pérdida por unos 5 mil millones de pesos para el Metro, estimó el Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo (SNTSTC).

En un comunicado rememorando el siniestro que ocurrió el 9 de enero de 2021, el sindicato afirmó que, además del transformador que se incendió, también resultaron destruidas instalaciones como el Sistema de Telefonía y Comunicación, Pilotaje Automático, Mando Centralizado, la distribución de energía, los tableros de mando del Puesto Central de Control de las líneas 1 a la 6 y del Puesto de Despacho de Carga, así como diversas pertenencias y oficinas ubicadas en el edificio conocido como PCC1.

El SNTSTC rechazó la conclusión de las investigaciones oficiales que se realizaron después del siniestro y que calificaron el incidente como un cortocircuito accidental, fortuito y no previsible.

“Los trabajadores del Metro bien conocemos las causas reales por las que se originó el incidente y sus repercusiones, mismas que hasta la fecha padecemos aun cuando no sean del conocimiento del público usuario debido a que la autoridad optó por reservar la totalidad de la información durante tres años”, se indicó en el boletín.

El sindicato aseveró que la administración de Florencia Serranía dejó de aplicar los recursos etiquetados para los mantenimientos preventivos y correctivos e impuso al frente de áreas estratégicas a personas sin la capacidad ni conocimientos elementales en materia de Técnica Metro, “ocasionando este trágico suceso cuya magnitud resultó en la destrucción de los equipos”.

Alertó que los trabajadores del Metro siguen operando las líneas 1, 2, 3, 4, 5, y 6 afectadas por el incendio en condiciones riesgosas.

“Están dando el servicio provisional prácticamente a ciegas, esforzándose y confiando en su habilidad y experiencia laboral, con equipos rudimentarios y en los más de los casos con sus propios medios, haciendo uso incluso de teléfonos celulares personales, con todos los riesgos que esto implica para tratar de evitar que se origine otro grave incidente”, se explicó.