Nacional

Indagan en Tamaulipas a 500 por factureras

UIF indaga a más de 500 objetivos, que por medio de empresas facturaron en contratos a administración estatal cerca de 10 mmdp

Reforma / Imagen ilustrativa

Benito López / Reforma

miércoles, 22 julio 2020 | 08:43

Ciudad Victoria— La Unidad de Inteligencia Financiera del Estado de Tamaulipas (UIFE) solicitó más de 100 órdenes de aprehensión ligadas a diversas investigaciones, entre ellas por la operación de empresas factureras que simulaban otorgar servicios al Gobierno de la entidad.

El titular de la dependencia, Raúl Ramírez Castañeda, dijo que en total indagan a más de 500 objetivos que por medio de 52 empresas denominadas "espejo" facturaron en contratos a la administración estatal cerca de 10 mil millones de pesos en 2012 y de 2014 a 2018.

"La Unidad trae pendientes 103 órdenes de aprehensión, dos de ellas que se solicitaron fueron la de Cristóbal, ex Subsecretario de Egresos (ya ejecutada), y otra de Carlos, ex alcalde de Nuevo Laredo", indicó.

Ramírez precisó que en mayo de 2018 presentaron la querella ante el Ministerio Público Especializado en Delitos Financieros y Patrimoniales en contra de dichos objetivos.

El pasado domingo, agregó, detuvieron a Cristóbal Rosales, ex subsecretario de Pagos de la administración del ex Gobernador Egidio Torre Cantú.

Rosales se encuentra en prisión justificada por uso indebido de atribuciones y facultades, y se fijó el próximo sábado como fecha para la audiencia de vinculación a proceso, una vez que se suspendió la del lunes, al solicitar el imputado la duplicidad del plazo, por lo que se espera que su defensa presente pruebas adicionales.

El exfuncionario de la Secretaría de Finanzas de 2011 a octubre de 2016, detalló Ramírez, enfrentaba dos órdenes de aprehensión.

Una de ellas fue girada en junio de 2018 por asociación delictuosas y operaciones con recursos de procedencia ilícita, por la que había logrado obtener un amparo.

Sin embargo, dijo el titular de la UIFE, a su causa se le sumó el delito de uso indebido de atribuciones y facultades, y se logró obtener otra orden de aprehensión el pasado 15 de julio.

Según la investigación llevada a cabo por la citada Unidad, el ex subsecretario estatal formó parte de una red de empresas factureras o con operaciones simuladas a través de las cuales se ocasionó un quebranto al erario de Tamaulipas superior a los 2 mil millones de pesos de 2014 a 2016.