Nacional

Instalan Congreso de Morena para renovar órganos directivos

Se realiza después de siete años

Diego Bonilla / Agencia Reforma

Érika Hernández/Reforma

sábado, 17 septiembre 2022 | 12:06

Ciudad de México- Después de siete años de no renovar a sus órganos directivos, este sábado se instala el Congreso Nacional de Morena.

Esta máxima instancia partidista está integrada por 3 mil congresistas, quienes elegirán a su Consejo Nacional que tomará las decisiones relevantes rumbo al proceso electoral del 2024.

De acuerdo con líderes morenistas, esta mañana se reunieron Gobernadores y acordaron proponer al Mandatario de Sonora, Alfonso Durazo, como presidente del Consejo.

El líder del partido, Mario Delgado, ha argumentado que Morena como partido trabajará de la mano con Gobernadores, aunque "con los límites legales".

Se prevé que quienes conduzcan la sesión del Congreso será el ex líder en la Ciudad de México, Tomás Pliego, y la secretaria de la Comisión de Honestidad y Justicia, Donají Alba.

El Congreso arrancará con el discurso de la presidenta actual del Consejo Nacional, Bertha Luján, y de Delgado.

Después se someterá a discusión las reformas de los documentos básicos y, concluyendo, se seleccionarán a los 300 congresistas que conformarán el Consejo y que serán presididos por Durazo.

Posteriormente, se elegirán los 15 integrantes de la dirigencia nacional y se ratificará a Delgado y Citlalli Hernández como presidente y secretaria general hasta agosto del 2023.

Hasta el momento han llegado los Gobernadores de Campeche, Baja California, Hidalgo y el electo de Oaxaca. Así como el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien es congresista.

Advierten sobre nulidad de decisiones

La Convención Nacional Morenista advirtió que al estar impugnado el Congreso por diversas anomalías en su integración, éste podría ser anulado en la Sala Superior.

"La asamblea que hoy se celebra es ilegal y sus resolutivos serán nulos de pleno derecho. Ello porque en este momento se encuentran abiertos cientos de impugnaciones tanto en la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) como en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), las cuales solicitan la limpieza y, en su caso, nulidad de la totalidad de las Asambleas Distritales celebradas el pasado 30 y 31 de julio.

De acuerdo con la ley, y por respeto a la militancia y los principios fundacionales de nuestro movimiento, estas impugnaciones deben resolverse antes de la instalación del Congreso Nacional", afirmó la Convención Nacional Morenista.

'Atacan esencia de Morena'

La Convención Nacional Morenista, la cual agrupa a morenistas disidentes, acusa a la cúpula de Morena de terminar con los principios con los que se creó el partido.

"Facilita el control de Gobernadores y otros altos funcionarios públicos sobre el partido, consolida la presencia de los delegados, legaliza la afiliación in situ durante las asambleas distritales.

"Garantiza la continuidad de una conducción despótica y centralista. De manera temeraria se agregan varias cláusulas con la evidente intención de intentar intimidar a quienes luchamos por democratizar al movimiento", añade.

Además de desaparecer la definición de Morena como un partido de izquierda, el Comité Ejecutivo Nacional también formaliza el centralismo que ha ejercido en los últimos dos años y obliga a los inconformes a acatar las decisiones de la cúpula.

También avalará una participación más activa del Presidente de la República y Gobernadores en los órganos de dirección.

La cúpula busca simplificar sus documentos básicos, por lo que su programa de acción pasaría de nueve hojas a una, por lo que se eliminan algunas prioridades, y sus estatutos pasan de 39 páginas a 32.

Mientras que su declaración de principios también disminuye de seis a tres cuartillas.

Los cargos en el CEN se reducen de 21 a 15, además de que desaparece el Consejo Consultivo Nacional, que se pretendía fuera conformado por personajes reconocidos y trayectoria intachable que asesorarían al partido, pero nunca funcionó.

A propuesta del líder nacional se nombrará delegados para atender temas o funciones de los órganos del partido a nivel nacional, estatal, distrital federal y local, regional y municipal.

Para que el líder nacional tenga el dominio de dos áreas clave, propone que los titulares de las secretarías de Finanzas y Organización sean propuestos por él, así como los delegados que él decida en estados.

Y quitan los comités estatales de ética partidaria

El estatuto establece que presidencia y secretaría general se elegirán por el Congreso Nacional, y ahora proponen que sea por encuesta.

Pese a que habrá muy pocos congresistas por parte de la Convención, estos llevarán un listado de 25 propuestas.

Entre estas está la obligación de la dirigencia de escuchar las voces críticas al interior del partido y castigar a quienes coaccionen, presionen o manipulen en los procesos electorales.

Exigen más candados para quienes buscan ser candidatos, como tener al menos tres años de militancia, e incluso no impulsar a quienes "hayan tenido una complicidad activa y acreditada con las políticas del régimen neoliberal".

También piden que en los órganos de dirección no haya funcionarios o legisladores y, si aspiran, deberán renunciar a su encargo.

Buscan obligar a los líderes a que rindan cuentas sobre el uso de las prerrogativas, por lo que además de auditorías, plantean crear un Órgano Interno de Control.

Así como prohibir que los integrantes del CEN sean candidatos y que sus familiares, hasta en segundo grado, lo sean.

Terminar con los delegados, pues en los hechos son una "estructura paralela perniciosa al servicio del presidente del CEN".

Además de mayor transparencia en los resultados de las encuestas, que la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia sean electos por una asamblea democrática de militantes, no por el CEN.

"Una Comisión Especial de la Verdad, con el mandato de recibir denuncias, investigar y exponer públicamente los actos de corrupción, conflictos de interés, compra y coacción del voto, violaciones estatutarias y otras prácticas inmorales que hayan afectado la integridad del partido-movimiento", señala.

Que los comités estatales tendrán independencia en el uso de prerrogativas, pues actualmente una parte la transfieren al CEN.