Nacional

Investigan a exmandos y colaboradores de García Luna por lavado

La UIF ha congelado las cuentas de Ramón Pequeño García y Luis Cárdenas Palomino mientras se lleva la indagatoria

Reforma / Exmandos colaboradores de García Luna

Abel Barajas / Reforma

sábado, 01 agosto 2020 | 14:15

Ciudad de México— La Fiscalía General de la República (FGR) investiga a Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, colaboradores cercanos de Genaro García Luna, por operaciones con recursos de procedencia ilícita, delito mejor conocido como lavado de dinero.

"Por lo que toca a los casos de Luis "C" y Ramón Eduardo "P", las investigaciones del Ministerio Público han ido avanzando. La Secretaría de Hacienda, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), ha congelado las cuentas que legalmente es posible realizar; mientras se llevan a cabo las diligencias de investigación procedente", indicó la FGR en un comunicado.

En el caso de Cárdenas Palomino, la indagatoria fue iniciada desde abril con una denuncia de la UIF, cuyo titular Santiago Nieto también informó ayer que están congeladas las cuentas de dichos ex mandos de la Secretaría de Seguridad Pública federal.

"La #UIF presentó denuncia en contra de Luis Cárdenas Palomino desde el mes de abril de 2020. En diciembre de 2019 en contra de Genaro García Luna. Las cuentas de ambos y de Ramón Pequeño están congeladas, Cumplimos la instrucción del Presidente @lopezobrador_: combatir corrupción", dijo Nieto en su cuenta de Twitter.

El jueves el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció una nueva acusación contra el ex secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, por el delito de empresa criminal continua por colaboración con el Cártel de Sinaloa, ilícito equivalente a la delincuencia organizada en México.

Pero, al mismo tiempo, presentó tres cargos de importación de cocaína y conspiración internacional contra dos de sus nombres de mayor confianza: Cárdenas Palomino y Pequeño García.

Cárdenas Palomino fue jefe de la División de Seguridad Regional y de la División de Caminos de la Policía Federal, así como coordinador de Inteligencia para la Prevención en la desaparecida SSP federal, y antes ocupó la Dirección de Investigación Policial de la Agencia Federal de Investigación, también extinta.

Pequeño García fue coordinador de Seguridad Regional, de Inteligencia y titular de la División Antidrogas de la SSP. Ambos ocuparon los cargos más altos durante el sexenio de Felipe Calderón.

La justicia estadounidense afirma que desde el 2001 a la fecha, los ex mandos abusaron de sus cargos públicos al permitirle el trasiego de drogas y proporcionarle información confidencial de investigaciones al Cártel de Sinaloa.