Nacional

Investigan a universidad por vínculo con Estafa Maestra

Derivado de presuntas anomalías en el manejo de recursos son 8 funcionarios indagados

Reforma
sábado, 07 septiembre 2019 | 09:16
Reforma

Ciudad de México.- Derivado de las presuntas anomalías en el uso de recursos de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) desde 2012, existen ocho funcionarios investigados en procesos resarcitorios por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
"Hay personas que actualmente están fuera y dentro de la universidad que están en procedimientos de responsabilidad resarcitoria", detalló el Rector de la UAEM, Alfredo Barrera Baca.
"Actualmente ningún funcionario ha sido motivo de una sanción penal, si hay universitarios implicados, o que se les hizo participar en un procedimiento de responsabilidad resarcitoria".
Según la UAEM, la institución solicitó hace 3 meses a las autoridades federales los informes correspondientes sobre la situación legal de los funcionarios, sin embargo, el tema no ha sido resuelto.
Sobre el proceso que actualmente la Fiscalía General de la República (FGR) mantiene en contra de Rosario Robles, ex Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), y por el cual el juez encargado del caso le dictó prisión preventiva, la UAEM no ha recibido ningún citatorio para comparecer.
La Universidad Autónoma del Estado de México fue señalada en la investigación denominada Estafa Maestra, por participar en un esquema de presunto desvío de recursos mediante la triangulación de los mismos con empresas fantasmas.
De acuerdo con la investigación, la UAEM utilizó el Fondo de Desarrollo de la Investigación Científica y Tecnológica (Fondict) para este esquema, con el cual se realizaron diversas subcontrataciones con recursos federales de la Secretaría de Desarrollo Social para 5 empresas fantasmas.
Aunque desde 2016 la UAEM prometió la extinción del Fondict, hasta este año no lo ha dado por terminado, pues continúa con operaciones pendientes.
De acuerdo con declaraciones contenidas en distintas investigaciones administrativas y penales, el desvío de recursos comenzó a operar desde el 15 de febrero de 2013, cuando la Sedesol bajo el mando de Robles firmó un convenio por 21.1 millones de pesos con la UAEM para que ésta instalara ventanillas de atención para el programa de adultos mayores.
A ese convenio se sumaron 24 más, el último firmado el 15 de diciembre de 2016, con otras 12 universidades y tecnológicos, así como tres sistemas de radio y televisión de los estados de Hidalgo, Quintana Roo y Sonora.
El propósito de firmar convenios con las universidades y los centros estatales de radio y televisión fue evitar los procesos de licitación e intentar evadir la fiscalización de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).