Nacional

Invierten en su propio equipo para evitar contagiarse

Pese a que a empleados de salud les entregaron insumos para enfrentar la epidemia, estos son insuficientes para atender a pacientes, expresaron

Reforma

Reforma

jueves, 09 abril 2020 | 11:01

Ciudad de México— Ante la falta de insumos y equipo de protección personal de calidad y en algunos casos sin seguridad social, médicos del IMSS han invertido en su propio equipo para evitar contagiarse de coronavirus como ha ocurrido en Monclova, Coahuila, y otros puntos del país.

De acuerdo con una anestesióloga del Hospital General Regional No.1 del Seguro Social, ubicado en Tijuana, Baja California, aunque ya les entregaron insumos de salud para enfrentar la epidemia actual, estos son insuficientes para atender a pacientes con Covid-19.

En entrevista, detalló que sólo les entregaron batas desechables, un par de guantes, un gorro de tela transparente y unas botas de tela.

"No es suficiente para atender a un paciente. A lo mejor para un sospechoso, pero con pacientes positivos, como los que tenemos ya aquí, no, no es suficiente", aseguró.

Un grupo de médicos especialistas en anestesiología se organizó para comprar equipo de protección personal por su cuenta, que incluye overoles blancos impermeables, goggles, mascarilla N95, doble par de guantes, botas plásticas altas, bata impermeable y una careta.

Indicó que, además, en el caso del personal eventual labora con contratos quincenales y, cuando vence su contrato, éste se queda sin acceso a seguridad social, por lo que algunos tienen contratados seguros médicos privados.

"Me da mucha impotencia, no porque no quiera atender pacientes. Yo sé que soy médico, yo sé que tengo que ver este tipo de pacientes, que los sé manejar, pero me da mucha impotencia que el instituto te haga trabajar con una bata que no es impermeable, con un gorro que se rompe de jalarlo nada más", reprochó.

Explicó que en este hospital ya han atendido pacientes confirmados y, además, hay 26 casos sospechosos que esperan el resultado de las pruebas diagnósticas y todos permanecen en el área de Urgencias.

Aseguró que un médico residente se infectó con Covid-19 y, a quienes tuvieron contacto con él, los enviaron a su casa como medida preventiva.

La especialista en anestesiología consideró que los hospitales de ciudades fronterizas con Estados Unidos tendrían que estar mejor preparados, debido a que ese país actualmente registra el mayor brote de Covid-19 en el mundo.

En tanto, un médico del área de Urgencias del hospital del IMSS de Piedras Negras, Coahuila, donde actualmente un enfermero dio positivo a Covid-19 y se aisló a 31 trabajadores que tuvieron contacto con él, todos en sus casas, acusó que los insumos que ha repartido el IMSS llegaron tarde.

Señaló que ya recibieron batas, cubrebocas y guantes, pero lamentó que llegaran cuando ya habían crecido los contagiados.

"Al principio nos tuvieron trabajando así, como si esta enfermedad no fuera grave", sostuvo.

Afirmó que los pacientes tardan en ser confirmados con coronavirus porque las pruebas no se llevan de una a una al laboratorio, sino que se espera a juntar un bloque con pruebas de varios hospitales.

Una enfermera del Hospital La Raza, de la Ciudad de México, indicó que ya recibieron insumos también, pero son de mala calidad.

"Nos dieron cubrebocas que se rompen con facilidad, por eso algunos decidimos seguir comprando los de nosotros, con mejor calidad", dijo.

Enfrentan virus entre carencias

Sin materiales de protección y con un déficit de 3 mil 335 ventiladores, mil 406 camas y 3 mil 445 monitores es como médicos y enfermeras del IMSS están enfrentando la pandemia de Covid-19.

La falta de mascarillas N95, guantes, goggles, gel antibacterial y caretas son algunas de las deficiencias que los trabajadores de la salud denuncian en hospitales del Instituto que han sido asignados para tratar el virus.

Para la atención de esta población, el IMSS designó a 126 hospitales.

En un recorrido por diversos nosocomios la queja del personal de salud es la misma: no existe el material suficiente.

En el Hospital General de Zona número 27 del IMSS, enfermeros y médicos contaron que hasta el martes 7 de marzo, no se han entregado insumos.

Refirieron que desde la semana pasada se les anunció que su única encomienda sería dedicarse al cuidado de pacientes con Covid-19.

En entrevista, cinco enfermeros mostraron sus tapabocas de tela azul y blanca que habían comprado con su propio dinero.

"Usamos los de las farmacias, porque las mascarillas N95 están negadas para nosotros aunque también estamos en los pisos donde tienen a los pacientes que de verdad llegan algunos en casos críticos. Sólo algunos médicos las tienen", dijo uno.

Sobre los guantes, apuntan que deben comprar en farmacias cajas de tintes para el cabello para usar los que vienen ahí incluidos, pues son un artículo más difícil que conseguir que las tapabocas.

En tanto, en el Hospital de Traumatología del IMSS "Victorio de la Fuente" de Magdalena de las Salinas, el equipo tampoco es uniforme debido a que han dependido de donaciones y compras propias.

Ahí se observó a camilleros llegar con pacientes en cápsulas con diagnósticos positivos, pero ya en el interior, en el área de urgencias, no utilizan guantes, cubrebocas, máscaras ni caretas.

En tanto, en el área de Infectología del Hospital La Raza -donde también se atienden a positivos de coronavirus-, indican que aunque existe el material de protección, éste es suministrado a cuenta gotas.

"La instrucción es mantenernos a distancia y si ya vamos a revisarlo (al paciente), ya nos ponemos guantes, pero esos nos los van entregando conforme los requiramos, hay mucha vigilancia porque casi no hay", contó un médico.