Nacional

Invocaría Abbott poderes de guerra

El republicano -que busca su reelección en noviembre próximo- todavía no está convencido de la medida, que se argumenta que se puede tomar porque Texas sufre una "invasión"

Reforma

sábado, 30 abril 2022 | 09:46

Monterrey, México.- Luego de desplegar un operativo policiaco-militar antimigrante en su frontera con México y forzar a cuatro Estados mexicanos a tomar medidas contra los migrantes, el Gobernador de Texas, Greg Abbott, estudia invocar "poderes de guerra".

De acuerdo con un artículo que publica hoy The New York Times (NYT), el republicano -que busca su reelección en noviembre próximo- todavía no está convencido de la medida, que se argumenta que se puede tomar porque Texas sufre una "invasión".

"Abbott está sopesando si invocar poderes de guerra reales para apoderarse de una autoridad estatal mucho más amplia en la frontera", señala el NYT.

"Podría hacerlo", añade, "al declarar oficialmente una 'invasión' para cumplir con una cláusula en la Constitución de Estados Unidos que dice que los Estados no pueden participar en una guerra, excepto cuando 'realmente están invadidos'".

Durante el último año, Abbott ha colocado la migración indocumentada como una parte central de su discurso político.

El Gobernador ha movilizado a miles de policías y tropas de la Guardia Nacional a la frontera, ha construido 32 kilómetros de vallas fronterizas y ha pagado autobuses para llevar a migrantes de Texas a Washington, DC.

A principios de este mes, ordenó inspecciones exhaustivas de tráileres mexicanos, afectando el comercio internacional.

Para agilizar el tráfico comercial, el Gobernador de Nuevo León, el emecista Samuel García, acordó con Abbott reforzar vigilancia contra el tráfico de migrantes y colocar retenes.

El pacto fue adoptado también por los Gobernadores de Chihuahua, la panista Maru Campos; de Coahuila, el priista Miguel Riquelme, y de Tamaulipas, el albiazul Francisco García Cabeza de Vaca.

El texano ha destinado más de 3 mil millones de dólares a la seguridad fronteriza y ayer aprobó casi 500 millones más, pero la migración por Texas no se ha frenado, agregó el NYT.