Nacional

Le dan mal diagnóstico a mujer en IMSS y muere

Al menos 11 servidores públicos de tres unidades médicas indicaron artritis reumatoide a una joven que finalmente murió de leucemia

Agencia Reforma

jueves, 17 noviembre 2022 | 07:15

CDMX.- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación en contra del IMSS por el diagnóstico erróneo de al menos 11 servidores públicos de tres unidades médicas que indicaron artritis reumatoide a una joven que finalmente murió de leucemia.

La Recomendación 199/2022 fue emitida formalmente al director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, por la violación a los Derechos Humanos por parte del personal de centros ubicados en la Ciudad de México:

1.Unidad de Medicina Familiar número 2 (UMF-2), ubicada en Santa María la Ribera

2.El Hospital General de Zona número 27 (HGZ-27), de Tlatelolco

3.El Centro Médico Nacional "La Raza"

La relatoría de la CNDH indicó que en enero de 2019, la joven de 18 años acudió a la UMF-2 con síntomas de dolor en antebrazo derecho, en tórax y en la mano derecha, y fue diagnosticada con artritis reumatoide, para lo cual se le dio medicamento.

Tras varias consultas y sin notar mejoría, fue transferida en marzo al Hospital General y, finalmente al Centro Médico de la Raza en julio de 2019, donde hasta el 5 de agosto de ese año fue corregido el diagnóstico a leucemia linfoblástica aguda.

Personal médico de la CNDH determinó que la joven requería ingreso urgente a cirugía, sin embargo, pasaron 11 horas para que la llevaran al quirófano, por lo que falleció el 6 de agosto de 2019.

"Los médicos hematólogos del CMN La Raza del IMSS determinaron que el diagnóstico correcto era leucemia, y que la ingesta de los fármacos previamente prescritos le 'destrozaron el estómago y el colon', por lo que tenía que ser sometida a una intervención quirúrgica", concluyó la CNDH.

La Comisión solicitó al director del IMSS determinar las responsabilidad administrativa de los 11 trabajadores involucrados y que se le dé atención psicológica y tanatológica a la madre de la joven y a otra víctima.

Además, se pidió su inscripción al Registro Nacional de Víctimas, implementar un curso integral sobre capacitación y formación en materia de derechos humanos al personal médico y administrativo de los centros relacionados así como la reparación de los daños y perjuicios.