Nacional

Linchan en Tlaxcala a dos hermanos, los acusaron del secuestro de una mujer

Una turba de unas 300 personas los golpea hasta matarlos en Tenancingo; policías se dicen rebasados

Excélsior
domingo, 08 septiembre 2019 | 06:59
Agencias

Tlaxcala.- Habitantes enardecidos del municipio de Tenancingo linchan a un hombre y una mujer, ambos hermanos, en el centro de la población: los dos murieron a causa de los golpes.

Los hechos ocurrieron la madrugada del sábado, cuando habitantes de Tenancingo reconocieron un automóvil que —dijeron— un día antes había levantado a una mujer de ese municipio, presuntamente con fines de explotación sexual.

Los habitantes detuvieron al conductor y lo golpearon hasta que dijera donde vivía y dónde tenía a la mujer que un día antes había levantado; el hombre reveló que su domicilio estaba en el vecino municipio de Papalotla.

Un grupo de los agresores fue a la vivienda del hombre, donde encontraron a su hermana y de manera violenta la sacaron y la llevaron al centro de Tenancingo.

 


 

 

En la plaza principal, una turba de aproximadamente 300 personas golpeó brutalmente a ambos hermanos hasta que el hombre murió a causa de los golpes en el lugar.

Los policías municipales de Papalotla y Tenancingo aseguraron que no pudieron hacer nada, pues se vieron rebasados por el número de habitantes enardecidos.

Más tarde llegó el apoyo de la policía estatal, que montó un fuerte operativo con más de 30 patrullas y 100 elementos, para rescatar los cuerpos de los linchados.

Sin embrago, uno de ellos ya no tenía signos vitales. La mujer fue trasladada a un hospital para su atención médica, donde horas después murió debido a los golpes de la muchedumbre.

Ante los hechos, la Procuraduría de Justicia de Tlaxcala lleva a cabo las diligencias pertinentes para fincar responsabilidades por los hechos ocurridos en Tenancingo.

Los cuerpos de estas personas se encuentran en calidad de desconocidos; en tanto, expertos en Servicios Periciales realizan la necropsia para determinar las causas de la muerte.

Durante el rescate de los cadáveres, un hombre, que responde al nombre de Fermín “N”, y una mujer, que se identificó como Nereyda “N”, fueron puestos a disposición del agente del MP por su posible participación en la privación de la libertad personal de una mujer en el municipio de Papalotla.