Nacional

Los Caro Quintero y su huella criminal

Miguel Ángel Caro Quintero, hermano del capo detenido, así como su primo Emilio Sajid Quintero Navidad,"El Cadete", son algunos de los señalados

Reforma

Reforma

martes, 19 julio 2022 | 17:50

Ciudad de México.- Pese a que Rafael Caro Quintero estuvo preso durante 28 años (1985 a 2013), sus hermanos no dejaron de operar en Sonora y el norte de Sinaloa, de acuerdo con información de autoridades estadounidenses.

Los Caro Quintero, representados en Genaro, Jorge Luis, Miguel Ángel y Francisco, todos hermanos del recién detenido, son a quien la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) señala como los responsables de continuar con las operaciones del tráfico de drogas.

En años más recientes, también destacó como miembro del clan José Gil Caro Quintero "El Jogil", sobrino de la familia y ex pareja sentimental de Sandra Ávila Beltrán "La Reina del Pacífico".

De todos ellos, sólo Miguel Ángel Caro Quintero y "El Jogil" pisaron la cárcel, pero más tarde ambos quedaron en libertad, el primero en 2019 y el segundo desde el 2014, respectivamente.

La familia opera desde hace décadas principalmente en Caborca, San Luis Río Colorado y Hermosillo, en el centro y noroeste de Sonora, así como en el norte de Sinaloa.

Ligan a los Caro Quintero con dos organizaciones criminales

En el último lustro, autoridades mexicanas y estadounidenses han relacionado al clan de los Caro Quintero con dos organizaciones criminales: los Beltrán Leyva y La Línea, esta última señalada como el brazo armado del llamado Cártel de Juárez, en Chihuahua.

Uno de los puentes del grupo criminal es Jesús González Peñuelas "El Chuy González", a quien el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y la Unidad de Inteligencia Financiera de México le bloquearon sus activos por sus vínculos con Rafael Caro Quintero y Fausto Isidro Meza Flores "El Chapo Isidro", heredero de los Beltrán.

El mismo Departamento del Tesoro en su momento señaló a Emilio Sajid Quintero Navidad "El Cadete", primo de Caro Quintero, como operador de los Beltrán en el corredor Sonora-Arizona. Este joven fue detenido en octubre del 2017 en San Ysidro, California.

Con relación a La Línea, las autoridades federales han detectado que algunos de los pistoleros que eran parte de este grupo también han actuado en nombre de los Caro Quintero.

Supuestamente desde 2017 estos grupos tienen una alianza estratégica.

Por ello, en julio del año pasado la familia LeBarón dijo que había indicios de que Rafael Caro Quintero habría participado en la planeación de la masacre en Bavispe, Sonora, registrada el 4 de noviembre de 2019.

'A salto de mata'

 Fuentes relacionadas con la investigación de los grupos criminales indicaron que Rafael Caro Quintero ha estado a "salto de mata" (huyendo) desde su salida de prisión en 2013 y actuando sobre todo como intermediario de otros narcotraficantes, aunque su nombre no ha sido relacionado con grandes cargamentos de droga.