Nacional

Meten al Poder Judicial... a toda la familia

El plan de combate al nepotismo en el PJF no ha tenido efecto en el Tercer Circuito de Jalisco

Reforma

Jonathan Compton/Reforma

lunes, 14 diciembre 2020 | 10:32

Guadalajara— El plan de combate al nepotismo en el Poder Judicial de la Federación (PJF) no ha tenido efecto en el Tercer Circuito de Jalisco.

En la Entidad opera un clan de 14 funcionarios parientes, al menos, repartidos desde lo más alto del PJF hasta puestos menores.

En el centro de la red está el magistrado de Circuito, Jesús Antonio Sepúlveda Castro, "Chuyito", de 40 años de edad y con una carrera meteórica. En poco más de una década pasó de oficial judicial -el primer eslabón- hasta integrar el Sexto Tribunal Colegiado en Materia Civil, a un peldaño de llegar a la Suprema Corte. La ventaja: los vínculos familiares.

Hasta 2007 fue secretario de estudio y cuenta del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, quien después se convirtió en el padrino de su hijo mayor.

De acuerdo con actas del Registro Civil, Sepúlveda Castro está casado con María Lourdes Rodríguez Hernández, sobrina de Enrique Rodríguez Olmedo, magistrado en Jalisco por más de 20 años, y quien actualmente se desempeña en el mismo cargo en Morelia.

Según los registros de nómina del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), la hermana de Sepúlveda Castro, Laura Margarita, es secretaria en otro Tribunal Colegiado, mientras que sus cuñados, Juan Gil e Iris Violeta Rodríguez Hernández, son secretarios.

Iris Violeta es esposa de Rodrigo Torres Padilla, titular del Juzgado Noveno de Distrito en Materia Administrativa en Guadalajara e hijo del ex magistrado José Guadalupe Torres Morales, de acuerdo con actas.

La "tribu" se expande hasta los hijos de Rodríguez Olmedo, Enrique y Sara Elina Rodríguez Vázquez, que están en la nómina judicial como secretario y actuaria del Tercer Circuito; ella está en matrimonio con Luis Roberto Ramos González, secretario en un juzgado de Distrito, y una sobrina más, Guadalupe Griselle Rodríguez Olmedo, está desposada con Luis Armando Pérez Topete, juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa.

Desde 2018, la Unidad de Investigación de la Comisión de Disciplina del CJF rindió un informe que cataloga al circuito judicial de Jalisco como un foco rojo de corrupción y nepotismo.