Nacional

México podría quedarse sin agua

Llaman expertos a crear soluciones para enfrentar los retos de la gestión del agua y para disminuir el estrés hídrico que enfrenta el país

Reforma

Reforma

miércoles, 31 agosto 2022 | 11:41

Ciudad de México.- México enfrenta una de las sequías más severas de su historia, siendo el Norte una de las regiones más afectadas. Según cifras de la Comisión Nacional del Agua, ocho de los 32 estados del país sufrieron durante julio una sequía entre extrema y moderada, como es el caso de Nuevo León, Baja California, Chihuahua y Sonora.

Ante esta situación, REFORMA organizó el Foro Soluciones a Favor del Agua en México, en el que académicos y autoridades en el tema advirtieron que las condiciones de sequía seguirán en aumento y que el país podría enfrentar una crisis hídrica si el sector público, así como el privado, no adoptan nuevas soluciones para mitigar la escasez de agua.

En el encuentro participaron Eduardo Vázquez, director ejecutivo de Agua Capital; Jorge Arriaga, coordinador ejecutivo de la Red del Agua UNAM, y Raúl Rodríguez, presidente del Consejo Consultivo del Agua, así como el químico Luis Manuel Guerra, quien señaló que la situación de la sequía es un fenómeno que está ocurriendo a nivel mundial a consecuencia del cambio climático, el cual está alterando los patrones de lluvia y aumentando la probabilidad de sequías, lo que se suma a la inequitativa distribución del líquido y a la falta de inversión en infraestructura hidráulica y políticas públicas.

Durante su participación, Vázquez planteó que "para una seguridad hídrica se necesitan cinco elementos: promover eficiencias, temas de gobernanza, gestión integral de los recursos hídricos, desarrollo de tecnologías y la participación social".

Por su parte, Raúl Rodríguez señaló que para solucionar la escasez de agua no se deberían buscar "falsos responsables", sino enfocarse en buscar alternativas de solución en conjunto.

Asimismo, señaló que la industria de la región norte se acercó, desde marzo, al Organismo de Agua y de Drenaje de Monterrey para ceder de manera temporal parte de sus volúmenes de agua para el uso doméstico, además de acordar el manejo del agua residual de manera conjunta.

Jorge Arriaga agregó que otra manera de reducir los riesgos es el mantenimiento e inversión en infraestructura hidráulica, en la cual se contemple una combinación de perspectivas y panoramas sobre cómo se plantean estas obras y su impacto al ambiente.

"Para lograr esto se requiere un buen presupuesto público, que permita darle, primero, mantenimiento, recuperar aquella que está abandonada y construir la que se requiera. Además de invertir en la protección de las fuentes, a través de soluciones basadas en la naturaleza para garantizar la seguridad hídrica a largo plazo", agregó Eduardo Vázquez.

Los expertos señalaron que tanto actores públicos como privados deben reconocer que México vive una crisis hídrica y que es una realidad que se debe enfrentar desde nuevos esquemas.