PUBLICIDAD

Nacional

Migración: aumentan oferta, demanda... y rechazo

Están dadas las condiciones para que continúen los flujos migratorios hacia Estados Unidos, detalla experto

Reforma

Víctor Osorio
Agencia Reforma

domingo, 18 diciembre 2022 | 07:50

Ciudad de México.- Los flujos migratorios hacia Estados Unidos mantendrán cifras altas en 2023, mientras que el tema del control fronterizo se colocará cada vez más en el centro del debate electoral en ese país, prevé el especialista José María Ramos García. 

Lo que se ha registrado este año, señala el investigador de El Colegio de la Frontera Norte (Colef), es un incremento de la movilidad laboral que no se había visto en los últimos 30 años.

Y esa movilidad, considera en entrevista, seguirá siendo alentada, tanto por el lado de la oferta, al seguir siendo vista por muchos países expulsores como alternativa de ingresos vía remesas, como de la demanda, por los requerimientos de mano de obra derivados de la reactivación económica en EU.

El aumento explosivo de la migración procedente de Venezuela, Cuba y Nicaragua durante 2022, indica, es un fenómeno relativamente nuevo, que tiene que ver con la postpandemia, con el contexto conflictivo de esos países, pero sobre todo con las opciones de refugio, de visas humanitarias, que, con diversas contradicciones, se han planteado en el gobierno del Presidente Biden.

En el caso de los venezolanos, ejemplifica, se había registrado una relativa apertura, que cambió repentinamente, en un contexto de aumento masivo de la migración y negociaciones políticas para la operación de Chevron en el país sudamericano, para pasar a un esquema similar al aplicado con los ucranianos, con más visas pero criterios más rígidos para otorgarlas.

En tanto, con los nicaragüenses han terminado por imperar las diferencias con el régimen de Daniel Ortega y se está aceptando a los migrantes procedentes del país centroamericano que cruzan por Ciudad Juárez, lo que no había sucedido hasta ahora.

Adicionalmente, plantea Ramos, en la Cumbre de las Américas realizada en junio en Los Ángeles se arribó a un pacto migratorio que generaron una expectativa de apertura.

"Se planteó una serie de temas que, desde mi punto de vista, han sido un incentivo para que los traficantes de personas promuevan los procesos de migración y movilidad laboral hacia EU", apunta.

Y el hecho, insiste, es que están dadas las condiciones para que continúen los flujos migratorios hacia Estados Unidos.

"La mayor parte de los países los están viendo como una alternativa para obtener recursos (vía remesas), los cuales, lamentablemente, en muchos de los casos, no generan desarrollo ni crecimiento. Y Estados Unidos, que está en proceso de reactivación económica, va a requerir mano de obra, tanto calificada como no calificada. Ahí entra un poco un juego de controlo, pero también procuro", comenta.

Ramos remarca que las medidas de control y disuasión no han resultado eficaces para frenar las oleadas de migrantes.

"Estas poblaciones van a seguir transitando hacia la frontera para intentar llegar a EU. La tendencia es un 25 por ciento de los migrantes detenidos intentan cruzar más de una vez", señala.

Y entre 35 y 40 por ciento de quienes lo intentan, estima, logran internarse.

"Ahí entran las redes familiares, pero sobre todo las redes de traficantes de personas. Es parte de su negocio", apunta.

El factor Texas

Casi el 80 por ciento de las detenciones de migrantes irregulares que intentan cruzar a EU desde México, destaca el especialista del Colef, se ha concentrado en Texas, cuyo gobierno ha respondido con un fortalecimiento de los controles de seguridad fronteriza para impedir el paso de indocumentados.

El tema del rechazo a los migrantes, advierte, se ha convertido en una bandera política de confrontación con la Administración federal demócrata, en torno a la cual ha aglutinado a prácticamente todos los gobiernos estatales republicanos.

"El Gobernador Greg Abbott (republicano) ha estado impulsando desde hace dos años una agenda que tuvo impacto en las recientes elecciones intermedias de EU", señala.

"Lo que plantea al Gobierno federal es declarar que la de Texas es una frontera caótica, en crisis, obviamente con toda una connotación política".

Ramos pronostica que Abbott va a seguir esta politización del tema hasta las próximas elecciones.

"Es parte de su agenda política. No sabemos si va a contender (por la Presidencia de EU), quizás vaya de segundo con Trump", apunta. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD