Nacional

Mueren 8 presuntos sicarios durante enfrentamiento en Guanajuato

En la reyerta también falleció un integrante del grupo táctico; además, un elemento de la Guardia Nacional resultó herido

Excélsior

Excélsior

lunes, 11 enero 2021 | 18:52

Guanajuato.- Un operativo policiaco inició un enfrentamiento armado entre sicarios del Cártel de Santa Rosa de Lima y elementos policiacos, dejando ocho civiles abatidos así como un elemento de las Fuerzas de Seguridad del Estado de Guanajuato. Además, en el operativo fue hallado el cadáver de un hombre a bordo de una camioneta.

La reyerta dejó también herido a un elemento de la Guardia Nacional, aunque aparentemente su salud es estable. También fueron detenidos tres hombres, uno de ellos se dijo menor de edad.

El mismo Gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, recalcó que las autoridades evitaron la ejecución de varias personas y lamentó la muerte del policía estatal.

“Hoy en la madrugada falleció un compañero de nuestro grupo táctico. Falleció en Celaya. Ingresó por un enfrentamiento que tuvimos en aquella zona del estado, en Villagrán. Nuestro grupo táctico abatió a más de ocho delincuentes; sin embargo, uno de los nuestros herido, uno de la Guardia Nacional fue herido, se la juegan a diario por mantener la paz. Delincuentes que iban a cometer actos, a ejecutar a personas, son enfrentados por nuestros policías y por eso hay que pagarles bien, por eso la policía de Guanajuato es la mejor pagada del país. Hoy un policía estatal gana 24 mil 400 pesos al mes, pero a diario sale y no saben si van a regresar, salen a combatir a la delincuencia”, dijo el mandatario panista.

Los hechos ocurrieron en torno de las 3 de la mañana, cuando elementos de las Fuerzas de Seguridad del Estado de Guanajuato atendían un reporte sobre la presencia de civiles armados en el camino entre las comunidades de San José de Guanajuato a Santa Rosa de Lima, en el municipio de Villagrán, a unos minutos de Celaya.

Ahí, los servidores públicos estatales se toparon con sujetos armados a bordo de camionetas, que al verlos no dudaron en disparar. Los policías lograron repeler el ataque pero uno de sus elementos fue herido, y llevado a un hospital en Celaya, en donde falleció.

El enfrentamiento fue reforzado con efectivos de la Secretaría de Marina, de la Defensa Nacional y Guardia Nacional, así como de la Fiscalía General de la República y de la del Estado de Guanajuato.

En el lugar fueron abatidos cinco de los presuntos atacantes quienes están como desconocidos hasta el momento  y aseguradas armas largas y un vehículo.

Pero poco después, otros efectivos de FSPE que se dirigían al apoyo de sus compañeros, y a la altura de San Salvador Torrecillas, fueron agredidos con armas de fuego por varios sujetos a bordo de una camioneta tipo pick up. Los uniformados estatales se defendieron y dispararon, provocando que los sicarios colisionaran contra una unidad, por lo que descendieron rápidamente para internarse entre los campos de cultivo para escapar. En ese sitio, fueron aseguradas armas largas, granadas de fragmentación, bombas molotov, una cartulina alusiva a un grupo delictivo y equipo táctico.

Cerca de ese lugar se registraron varios enfrentamientos casi de forma simultánea.

En un caso los agresores dispararon desde una camioneta tipo vagoneta, pero al verse derrotados escaparon entre los sembradíos. En ese vehículo fueron aseguradas granadas de fragmentación, bombas molotov y el vehículo.

Otras patrullas de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado que acudían en apoyo, también fueron atacadas. El resultado fue la muerte de uno de los atacantes. Ahí se decomisaron armas largas, cargadores, equipo táctico, artefactos explosivos, estrellas ponchallantas y un vehículo.

Poco más tarde, personal de la Guardia Nacional se dirigía en apoyo de las FSPE, cuando sobre el camino entre las comunidades San José de Guanajuato a Santa Rosa de Lima, fueron agredidos por sujetos armados que viajaban en dos camionetas tipo SUV. Uno de los elementos federales resultó levemente herido.  Sin embargo, la Guardia Nacional abatió a otro de los sicarios.

 

ENCUENTRAN UN CIVIL MUERTO EN CAMIONETA

 

De acuerdo con el comunicado emitido por la Secretaría de Seguridad Pública –SSP- del Estado de Guanajuato, durante la alerta roja fue hallada una camioneta pick up abandonada, con un cadáver en su interior. 

El hallazgo ocurrió sobre la carretera libre Celaya – Salamanca. El cuerpo sin vida tenía heridas de arma de fuego pero se desconoce si se trata de uno de los agresores de la jornada violenta. En la camioneta había dos granadas de fragmentación.

Por otra parte, durante el despliegue de las diversas autoridades ante los referidos sucesos, en la comunidad de Santa Rosa de Lima fueron localizados un par de domicilios con daños por impactos de arma de fuego, asegurándose en el lugar tres vehículos.

Más tarde, en estos mismos patrullajes, en la zona centro de la ciudad de Salamanca, sobre las calles Juárez y Albino García, fue localizado un vehículo tipo Suv, con visibles daños por impactos de arma de fuego, asegurándose al interior una granada de fragmentación.

El operativo dejó también la detención de dos personas sobre la carretera alterna Celaya-Villagrán, que estaban al interior de una camioneta Nissan Frontier, y en poder de un arma larga, un cargador y cartuchos de diferentes calibres, además de casi media centena de bolsas pequeñas ziploc conteniendo una sustancia transparente granulada con las características del cristal.

 

TOTAL DE LO ASEGURADO:

 

  • 10 armas largas
  • 14 granadas de fragmentación
  • 30 bombas molotov
  • 04 cascos balísticos
  • 05 cartulinas alusivas a un grupo delictivo
  • 07 cargadores para arma larga.
  • 09 granadas de fabricación artesanal (de mecha)
  • 15 estrellas poncha llantas
  • 47 dosis de cristal
  • 02 domicilios dañados por impactos de proyectil de arma de fuego.
  • 10 vehículos
  • equipo táctico diverso

 

ABATIDOS:

  • 08 presuntos agresores
  • 01 persona localizada sin vida al interior de un vehículo

 

DETENIDOS:

  • Francisco “N”
  • Oscar “N”
  • Un joven que dijo ser menor de edad