Nacional

Músicos se quedan sin empleo por ley contra ruido en Mérida

Unos 36 establecimientos fueron clausurados

Excélsior

domingo, 01 septiembre 2019 | 15:43

Ciudad de México.- Una decena de músicos locales realizó una protesta este día, en contra de las nuevas disposiciones del Reglamento de Protección al Medio Ambiente y del Equilibrio Ecológico del Municipio en materia de contaminación auditiva.

Según los manifestantes que realizaron una marcha en el centro histórico y un plantón frente el palacio municipal de esta ciudad, esa normativa los ha hecho perder contratos y en algunos casos hasta el empleo por el cierre total de los establecimientos.

Bajo el lema “La Música no es ruido”, los artistas demandaron un acercamiento con las autoridades para evitar que se pierdan más fuentes de empleo por esas nuevas disposiciones.

El representante del colectivo "Tocadas de Rock en Mérida", José Méndez Novelo, señaló que desde que entró en vigor esa norma en julio pasado, unos 36 establecimientos que ofrecían a sus clientes música en vivo, han sido clausurados.

El cierre se debe a que supuestamente superaron los decibles que establece la nueva normativa, lo que además de dejar sin empleo a las bandas, también ha perjudicado a meseros, cocineros y a todos los que dependían del establecimiento, explicó.

Sin embargo, acusan que algunos inspectores municipales no están usando sonómetros para medir los decibeles, sino que usan aplicaciones que operan desde teléfonos celulares, lo cual viola lo que establece la propia reglamentación, denunció.

El reglamento dice que se deben usan sonómetros y no teléfonos celulares para medir los decibeles, además si tu mides el sonido junto a una bocina, lo lógico es que se supere por mucho los establecido que es un máximo de 100 decibeles”, precisó Méndez Novelo.

Por ello, otros propietarios de bares y restaurantes están optando por dejar de ofrecer música en vivo en sus establecimientos ante el temor de que también los clausuren.

Por ese motivo, decidieron protestar este día y el miércoles harán llegar un pliego petitorio a las autoridades para que la ley se cumpla conforma a la norma y no en base a criterios discrecionales de los inspectores municipales.

Aclararon que no buscan la confrontación, sino que se establezcan criterios y procedimientos claros sobre cómo debe aplicarse ese nuevo reglamento para que los bares del centro histórico y de otros puntos de la ciudad puedan ofrecer música en vivo sin ser objeto de acoso o persecución.