Nacional

Nunca aceptaré que iba en estado de ebriedad.- Ministro

Laynez negó haber estado ebrio, dijo que no fue sometido nunca a un alcoholímetro

Reforma

martes, 12 octubre 2021 | 20:07

Ciudad de México.- Luego que trascendiera su detención por presuntamente conducir en estado de ebriedad, Javier Laynez, Ministro de la Suprema Corte de Justicia, acusó que la Policía Municipal de Torreón lo detuvo el sábado pasado de manera ilegal.

Laynez negó haber estado ebrio, dijo que no fue sometido nunca a un alcoholímetro, y detalló que le fue exigido a su familia un pago de 6 mil 500 pesos en efectivo para dejarlo ir.

El Ministro, quien participó normalmente en la sesión del Pleno de la Corte este lunes, emitió un comunicado para aclarar la detención del sábado.

"No acostumbro a realizar aclaraciones o precisiones ante los medios de comunicación ni en las redes sociales. No obstante, permítanme con franqueza, humildad y con absoluta verdad, exponer lo ocurrido el 9 de octubre de 2021 en Torreón, Coahuila.

"Nunca acepté ni aceptaré que iba en estado de ebriedad. Simplemente nunca tuve oportunidad de probarlo", aclaró Laynez.

Afirmó que la detención, que realizó un agente de la Policía Municipal de Torreón, estuvo fuera de cualquier retén o protocolo de alcoholímetro y que se enteró al día siguiente de que el uniformado anotó la infracción denominada: 'cambio intempestivo de carril', para justificar la detención.

El Ministro dijo que nunca pudo hablar con un médico, autoridad, juez, ministerio público ni un representante de derechos humanos.

"Al día siguiente, siguiendo las instrucciones que les dieron, mis familiares realizaron el pago de $6,500 pesos ("únicamente en efectivo"). Y a pesar de la solicitud expresa, les negaron cualquier recibo o comprobante.

"Quiero dejar claro, que estoy totalmente de acuerdo con la lucha y los operativos anti-alcohol. Nadie tiene derecho a manejar en estado de ebriedad y esta conducta debe ser sancionada con severidad. Sin embargo, estos operativos deben de sujetarse a estrictos estándares que eviten la corrupción y respeten los derechos humanos de la ciudadanía", sentenció el Ministro.