Nacional

Olga Sánchez llama a erradicar discriminación por orientación sexual

La titular de la Segob afirmó que en el Plan Nacional de Desarrollo el Gobierno rechaza toda forma de discriminación, incluida la identidad de género y la orientación sexual

Excélsior
jueves, 16 mayo 2019 | 20:45

En reunión con diversos representantes de la población LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales), la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, hizo un llamado a asumir compromisos a instituciones del Estado mexicano para que generen las condiciones necesarias para erradicar la discriminación por motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género.

Acompañada del vocero presidencial, Jesús Ramírez y otros funcionarios, Sánchez Cordero afirmó que en el Plan Nacional de Desarrollo el Gobierno de México rechaza toda forma de discriminación por cualquier motivo, incluida la identidad de género y la orientación sexual.


"No podemos llamarnos un Estado plenamente democrático y de derechos, mientras un porcentaje importante de la población no pueda disfrutar de las libertades tan básicas como salir a la calle sin miedo a ser agredidas por quienes son.


"Es nuestra responsabilidad como Estado mexicano transformar esta situación y garantizar que todos los derechos sean una realidad para todas las personas en nuestro país”, aseveró. 


En presencia de integrantes de organismos como la CNDH y el CONAPRED, resaltó que el protocolo para el acceso sin discriminación a la prestación de servicios de atención médica de las personas LGBTI, así como las guías de atención específicas, ofrecen herramientas concretas. “Ahí está el protocolo –ratificó— pero lo deben utilizar, deben hacerlo suyo para hacer de él una herramienta concreta para prevenir esta discriminación”. 

En el marco de la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, la titular de Gobernación dio a conocer que con el director del Registro Nacional de Población e Identificación Personal (RENAPO), Jorge Wheatley, acordó no utilizar los términos hombre o mujer, sino simplemente sexo.

Adicionalmente, destacó que es necesario impulsar la Norma Oficial Mexicana (NOM) de igualdad y no discriminación, y complementarla con mecanismos sancionadores por actos de discriminación laboral. 

En el plano educativo, comprometió una mayor atención a los casos de acoso escolar y de violencia.


Nuestras niñas, niños, adolescentes y jóvenes están viviendo auténticas pesadillas, solo por ser quienes son o por la forma en que son percibidos”, indicó.


Exhortó a la Fiscalía General de la República, y sus homólogos estatales, así como a los poderes judiciales de la Federación y de los estados, a implementar el contenido del protocolo nacional de actuación para el personal de las instancias de procuración de justicia del país en caso de que involucre la orientación sexual.

En la reunión privada, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, afirmó que pese a los innegables avances, aún se está lejos de poder decir que los derechos humanos de las personas con orientación sexual o identidad de género no tradicional o no binaria, son por completo vigentes.


Sufren una discriminación profundamente enraizada en estereotipos sociales y culturales; prejuicios e información distorsionada o falsa”, enfatizó.

 

ENCUESTA DISCRIMINACION

 

Durante el acto fueron presentados los resultados de la Encuesta sobre Discriminación por motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género, ENDOSIG 2018.

Al respecto, la presidenta del CONAPRED, Alexandra Haas, detalló que dicho ejercicio se levantó entre el 12 de marzo y el 31 de mayo del año pasado, en el cual se recibieron 12 mil 331 respuestas de la población objetivo, las cuales se concentraron en la Ciudad de México y el Estado de México. 

El ejercicio arrojó datos relevantes, entre ellos, que tener una identidad de género no normativa produce mayores niveles de rechazo que la orientación sexual no normativa.

El padre es la figura familiar que más rechaza. Añadió que las mujeres trans –con 24.5 por ciento, son las más discriminadas.