Nacional

Ordenan revisar prisión preventiva de Lozoya

Tribunal concedió un amparo a Emilio Lozoya contra medida que lo mantiene en reclusorio y ordenó volver a determinar si continúa en prisión

Reforma

jueves, 08 septiembre 2022 | 07:14

CDMX.- La tarde de ayer un tribunal federal ordenó volver a determinar si Emilio Lozoya debe estar sujeto o no a la prisión preventiva justificada, en el proceso que le instruyen por el Caso Odebrecht.

La magistrada Gabriela Guadalupe Rodríguez Escobar, titular del Primer Tribunal Unitario Penal en esta capital, concedió el amparo al ex director de Pemex contra la medida cautelar que lo mantiene preso en el Reclusorio Norte desde el 3 de noviembre pasado en esta causa penal.

El fallo no significa que Lozoya lleve sus procesos en libertad, ya que la decisión de Rodríguez será impugnada por la Fiscalía General de la República mediante un recurso de revisión que deberá resolver un tribunal colegiado.

Si en dicha instancia se confirma la sentencia, será hasta entonces cuando Lozoya vuelva a comparecer en una audiencia en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, para que la juez de control defina si modifica o no la medida cautelar.

Cabe decir que en enero pasado la propia magistrada Rodríguez le concedió la libertad provisional a Lozoya en el proceso del Caso Agronitrgenados, lo que significa que el ex funcionario saldrá de la cárcel si obtiene el beneficio de llevar en libertad su procedimiento penal por el Caso Odebrecht.

El amparo fue concedido ayer al procesado contra la decisión de la magistrada Isabel Porras Odriozola, titular del Tercer Tribunal Unitario Penal, quien había ratificado la prisión preventiva justificada que el 3 de noviembre pasado le impuso el juez de control Artemio Zúñiga Mendoza.

Ese día Lozoya fue internado en el Reclusorio Norte, al estimarse que cuenta con los antecedentes procesales, los recursos económicos suficientes y las redes familiares en el exterior del País, como para suponer que puede darse a la fuga.

El ex director de Pemex está procesado en el Caso Odebrecht por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y lavado de dinero.

La imputación original radica en que directivos de la constructora brasileña lo sobornaron con al menos 10.5 millones de dólares para conseguir los contratos de obra en la Refinería de Tula, Hidalgo.

Sin embargo, en su escrito de acusación, la FGR dejó fuera las operaciones financieras que ya no podían ser sancionadas por prescripción y señaló sólo 6 millones de dólares de sobornos y un lavado de un millón 385 mil dólares.

En enero pasado, la FGR presentó su acusación en este proceso y pidió imponerle al ex director de Pemex una condena de 46 años con 6 meses de prisión y el decomiso de la residencia de Ixtapa, a nombre de su esposa Marielle Helene Eckes, entre otras sanciones.

En marzo pasado, Pemex pactó un acuerdo reparatorio con Lozoya para que resarciera un daño de 10.7 millones de dólares, a cambio de que le otorgaran la suspensión condicional de los dos procesos y saliera de prisión.

Sin embargo, a raíz de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se manifestó en contra de los términos de esa negociación, Pemex avisó al juez que no logró concretar el acuerdo reparatorio y Lozoya se quedó en la cárcel. En noviembre próximo el ex funcionario tendrá las audiencias intermedias, las cuales lo dejarán en la antesala del juicio.