Nacional

¿Pacto con el narco?... En el Gobierno de Calderón

Ante señalamientos sobre un supuesto pacto 4T-narco, el titular de Segob acusó al ex Presidente Calderón de connivencia con el crimen

Agencia Reforma

Claudia Guerrero/Agencia Reforma

martes, 01 noviembre 2022 | 16:18

Ciudad de México.- En medio de cuestionamientos sobre un supuesto pacto entre la 4T y las bandas del narcotráfico, el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, acusó al ex Presidente Felipe Calderón de connivencia con el crimen y de suministrarle armamento, proveniente de Estados Unidos.

Durante una reunión con integrantes del Congreso de Coahuila, el funcionario recordó que el ex Secretario de Seguridad Pública calderonista, Genaro García Luna, es actualmente procesado en Estados Unidos, por sus presuntos vínculos con la delincuencia.

"Yo nada más diría la connivencia que hubo durante el Gobierno de Felipe Calderón, por ejemplo, cuando las armas que debían de ser para las Fuerzas Armadas o para los cuerpos policiacos de todo el País fueron entregadas a la delincuencia organizada, en esa operación Rápido y Furioso. Eso es un crimen de lesa humanidad", dijo.

"Por eso está detenido su compañero de partido (PAN), Genaro García Luna, en los Estados Unidos, y si el número dos del Gobierno está actualmente sujeto a proceso, seguramente no tardará en llegar la justicia y va a llegar hasta más arriba".

El tabasqueño respondió a las críticas de la diputada del PAN, Mayra Lucila Valdés, quien cuestionó que el Ejército no actúe contra la delincuencia, a pesar de que cuenta con información suficiente para enfrentarla.

"De acuerdo con Guacamaya Leaks, el Ejército ha podido acceder a montones de datos de inteligencia para poder atrapar a los líderes y a los cárteles del crimen organizado, para poder dar los grandes golpes a la delincuencia y, sin embargo, no hacen absolutamente nada con esa información", advirtió.

"Entonces, señor Secretario ¿acaso tienen un pacto con el crimen organizado? es mi pregunta".

La panista denunció que, gracias a la política de "abrazos no balazos", el País atraviesa por la etapa más violenta de su historia, donde los cárteles controlan el 35 por ciento del territorio, mientras las extorsiones y el cobro de piso se convierten en una "próspera industria" del crimen organizado.

 "La Guardia Nacional no ha dado resultado alguno y el que tengan mandos militares no va a hacer la diferencia, señores", soltó.

 Con rostro serio, el Secretario de Gobernación respondió a los señalamientos, defendió la estrategia de seguridad, arremetió contra los estados gobernados por el PAN y también contra el ex Presidente Calderón, a quien se refirió como un "mercachifle", por haber "entregado la riqueza energética del País".

 López negó la existencia de un pacto del Gobierno con el narcotráfico y, sin mencionar por su nombre a la madre de Joaquín "El Chapo" Guzmán, acusó a la legisladora del PAN de falta de sensibilidad, por criticar el saludo que dio el Presidente López Obrador a una mujer de la tercera edad.

 "No, aquí no hay complicidad con nadie y qué triste que, alguien que debiera de tener la sensibilidad social de saludar a una anciana, reniega de que el Presidente de la República le haya tendido la mano a la señora", expresó.

Pero Adán Augusto López no fue el único cuestionado durante la reunión de trabajo.

 Frente al funcionario federal, el diputado independiente Rodolfo Gerardo Walss acusó al Gobernador priista, Miguel Riquelme, de "desaparecer" 3 mil 500 millones de pesos de pensiones para el magisterio y de meter a la cárcel a los maestros jubilados que se atrevieron a protestar por ello.

 Además, sostuvo que el Mandatario destinó mil millones de pesos para pagar publicidad en medios de comunicación, en lugar de invertirlos en aumentos salariales para los policías del estado.

¿Y la reforma electoral? 

En el diálogo con el Congreso de Coahuila, el titular de la Segob adelantó que próximamente podría regresar al estado para impulsar la aprobación de una reforma constitucional en materia electoral.

Aunque el formato no permitía la respuesta de los diputados locales, por lo menos tres se animaron a hacerlo desde sus curules.

"¡El INE no se toca!", le gritaron.