Nacional

Padece corrupción bahía de Acapulco

Acapulco padece desde hace 20 años un sistema de agua potable deficiente, corrupción y descarga de aguas residuales en la bahía turística

Reforma

Jesús Guerrero/Reforma

sábado, 29 agosto 2020 | 07:45

Guerrero.- Acapulco padece desde hace 20 años un sistema de agua potable deficiente, con tuberías deterioradas, corrupción de funcionarios y una descarga constante de aguas residuales en plena bahía turística.

En los últimos seis años, los tres niveles de Gobierno han invertido más de mil millones de pesos en obras hidrosanitarias en Acapulco.

Apenas el miércoles se difundió en redes sociales un video en el que se observaba una mancha negra en la bahía del puerto guerrerense.

Esta contaminación puso nuevamente bajo cuestionamiento a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), pese a que en julio la Alcaldesa Adela Román prometió erradicar los derrames. 

"Todo el adeudo histórico que está acumulado no permite que la Capama pueda maniobrar financieramente, hace que sea ineficiente en su operación, tiene que comprar a veces más caro, porque no tiene para hacer los pagos correspondientes", dijo José Ramón Aysa Neme, encargado de despacho de Capama, un día antes del desagüe ilegal.

Esta ineficiencia en la Capama ha provocado descargas de aguas residuales en 22 puntos a lo largo de los 12 kilómetros de la bahía.

En medio de la problemática, empresarios señalan un saqueo constante a la empresa por parte de los Alcaldes en turno.

Alejandro Martínez, líder de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio Servicios y Turismo, advirtió que en los últimos 20 años han pasado administraciones gobernadas por el PRI, PRD y Movimiento Ciudadano (MC) y la operatividad de la Capama se ha venido deteriorando.

"Hace años cuando el PRI gobernaba Acapulco, este organismo operador del agua era la caja chica para financiar campañas políticas", recordó Sidney.

Jorge Laurel González y la ex regidora panista Gloria Sierra, quienes en la pasada Administración formaron parte del Consejo de Administración de Capama, advirtieron sobre los actos de corrupción en el organismo.

Sierra denunció ante la Auditoría Superior del Estado que el director del organismo operador, Javier Chona González, autorizó el cobro de tomas de agua y los recursos no ingresaron a las arcas de esta paramunicipal.

Actualmente, Chona González y el ex Alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez, enfrentan un proceso administrativo ante la ASE por no haber comprobado más de 170 millones de pesos.

Por su parte, el síndico procurador del Ayuntamiento de Acapulco, Javier Solorio Almazán, reveló que actualmente la red de tubería de agua y de drenaje está colapsado, además de que sólo cuatro de las 19 plantas tratadoras de aguas residuales funcionan, y las otras 15, a medias.

"Estamos hablando de una población de un millón 200 mil habitantes que requiere de estos servicios que ya están colapsados por la falta de planeación de anteriores gobiernos y, obviamente de la corrupción que hubo", sostuvo.

Fuentes del ayuntamiento de Acapulco informaron que desde octubre del 2018, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha notificado 15 sanciones administrativas a la Capama por el vertimiento de aguas residuales a la bahía.