Nacional

Pasará más de 10 años en prisión por matar a perritos rescatistas

Arrojó salchicha con veneno a Athos y Tango

Tomada de internet

Agencias

martes, 23 agosto 2022 | 14:45

En Querétaro, una juez penal dictó una sentencia de 10 años y medio de prisión contra Benjamín ‘N’, por el asesinato de los perros rescatistas de la Cruz Roja Mexicana Athos y Tango.

Además deberá pagar 2.4 millones de pesos como reparación del daño.

Según explicó una abogada, el imputado podrá apelar la resolución o acudir a un amparo, pero no podrá alcanzar fianza debido al sistema acusatorio.

¿Qué sucedió con los perros rescatistas Athos y Tango?

Athos y Tango, perros rescatistas de la Cruz Roja de Querétaro, murieron envenenados con salchichas el pasado 13 de junio de 2021.

El hombre que los mató les arrojó salchichas envenenadas cuando se encontraban dentro del domicilio de su cuidador.

Según información de la Cruz Roja, Athos, de raza Border Collie y de aproximadamente cuatro años de edad, era un perro especialista en labores de búsqueda y rescate, certificado internacionalmente ante la Organización Internacional de Perros de Búsqueda y Rescate. Trabajó en la búsqueda de personas después del sismo del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México.

Mientras que Tango era un pequeño Yorkshire, cuya labor se desempeñaba en la asistencia emocional, que por su carácter dócil y gentil, apoyó durante años a personas con traumas y conmociones, con altos niveles de estrés y de ansiedad después de vivir algún suceso trágico.

El mismo día que  fueron envenenados, la Fiscalía General del Estado inició una carpeta de investigación por su muerte.

El imputado fue detenido y en audiencia inicial fue vinculado a proceso, pero sólo estuvo en la cárcel 20 días. La juez dictaminó que se pusiera en libertad bajo el argumento de que el hombre había sido amenazado en redes sociales por el crimen cometido.

Tras la resolución de la Juez y con el objetivo de que estos hechos no queden impunes, la abogada Mónica Huerta Muñoz asumió legalmente el caso de Athos y Tango, para defender a los que no pueden hacerlo de la maldad y crueldad del ser humano.