Nacional

Pide México en CIDH no ser 'arietes de conservadurismo'

En voz de la Embajadora Luz Elena Baños

Agencia Reforma

Rolando Herrera / Agencia Reforma

martes, 25 octubre 2022 | 20:14

Ciudad de México.- En voz de la Embajadora Luz Elena Baños, representante Permanente de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA), el Presidente Andrés Manuel López Obrador llamó 'arietes del conservadurismo' y 'cómplices' de los gobiernos neoliberales a quienes cuestionan la militarización de la seguridad pública del País. 

Durante la audiencia registrada este martes en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la militarización de la seguridad pública, Baños dijo que, en su calidad de representante del Estado mexicano, se le había solicitado transmitir un mensaje del Presidente de la República.

"Finalmente, me permito transmitir el mensaje del Presidente de la República: en el México de ahora y a diferencia de lo que sucedía en los gobiernos neoliberales, cuando ustedes guardaban silencio cómplice, no se violan derechos humanos y ninguna corporación militar comete actos de barbarie como torturas, masacres o ajusticiamientos.

"Los conminamos respetuosamente a que dejen de servir, dejen de simular y de actuar como arietes del conservadurismo de México y de otros países del mundo", señaló.

Ante lo inusual del lenguaje empleado, el comisionado Pedro Vaca, Relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, pidió a la Embajadora Baños precisar a quién se refería, si a los integrantes de la comisión o a los miembros de las organizaciones de la sociedad civil mexicanas que solicitaron la audiencia.

"No puede dejar de referirme a un asunto, presidenta, sobre todo por el mensaje de cierre de la representación del Estado, donde se habla de un conservadurismo. Yo quedé con la duda de si ese fue un mensaje dirigido a las personas solicitantes de esta audiencia o a quienes integramos la Comisión.

"Yo, a efectos de equilibrio informativo a quienes ven esta audiencia quiero decirles que no siento que esa etiqueta sea atribuirle al menos a mí y sobre todo porque creo, de acuerdo con el monitoreo que hace la oficina, que esa es una etiqueta que vuelve simples conversaciones complejas, como puede ser esto.

"Animaría al Estado a que no use este tipo de etiquetas, ni con la sociedad civil, ni con participamos con la defensa de derechos humanos a nivel regional porque creo que no contribuye a un trámite adecuado de situaciones complejas en tanto simplifica aspectos que son complejos", señaló.

Por su parte la presidenta de la CIDH, Julissa Mantilla, dijo que la Comisión seguirá muy de cerca este caso bajo una perspectiva de la defensa de los derechos humanos más allá de cualquier tipo de ideología política.

"La Comisión va a seguir muy de cerca este caso, promoviendo los estándares internacionales y, sobre todo, en este ánimo de diálogo que no tiene que ver con ser de derecha ni de izquierda, conservadores o liberales.

"Creo que el estándar son los derechos humanos, las obligaciones que lo que buscan, más allá de cualquier ideología política, es respetar esta dignidad, que es intrínseca a las personas", enfatizó.