Nacional

Piden 'vacunarse' contra charlatanes

En el mejor de los casos, pseudoterapias para males físicos y mentales funcionan como placebo, pero pueden ser riesgosas, alertan expertos

Reforma
domingo, 10 noviembre 2019 | 06:32
Reforma

Ciudad de México.- El reiki, que postula la existencia de una "energía mística no detectable ni medible", es, según el consenso científico, sólo un efecto placebo; las "vacunas" de orinoterapia pueden provocar una infección, y ese "inofensivo" tecito, bueno para el dolor de panza, puede derivar en falla hepática.
En el país abundan las pseudoterapias para tratar tanto males físicos como mentales, que en el mejor de los casos funcionan como placebo, pero que pueden ser riesgosas, advierten expertos.
"Son pseudoterapias que no curan, que no tienen ningún bagaje científico, pero hay mucha gente que las sigue", alerta Vicente E. Caballo, coautor de Ingenuos. El engaño de las terapias alternativas.
De acuerdo con el experto, las encuestas revelan que las mujeres y personas con baja escolaridad son quienes más acuden a estas alternativas.
Alerta que las pseudoterapias habituales, como las constelaciones familiares y terapias de vidas pasadas, entre otras, prometen sanar enfermedades mentales o malestares emocionales.
Para el especialista, lo más riesgoso es que quienes se acercan a las pseudoterapias, abandonan los métodos científicos para tratar enfermedades graves, como cáncer.
"Ha habido varios muertos de personas que dejaron una terapia para tratar el cáncer por seguir una pseudoterapia", advierte.
Mientras que los trastornos mentales pueden prolongarse y ser mucho más severos.
Como "vacuna" ante el riesgo de caer en terapias engañosas recomienda a la gente recurrir a la información científica, que explique el verdadero alcance de éstas y sus riesgos.
En entrevista por separado, el infectólogo Alejandro Macías indica que entre las pseudoterapias que tienen un efecto placebo se encuentran también la homeopatía y la acupuntura.
Agrega que es aberrante que incluso en instituciones de salud públicas serias las ofrezcan.
"Es como dar agua y no pasa nada. Pero puede ocurrir que se dilate demasiado la atención de una enfermedad y se está perdiendo tiempo", alertó el científico que desde twitter ha declarado la guerra a la charlatanería en salud.
El especialista señala que la aromaterapia y la terapia con imanes también funciona como placebo.
"No se va a curar de nada, pero no hará daño. El daño sería el retardo en el diagnóstico", advierte.
Sin embargo, también existen terapias alternativas que tienen agentes activos o potencialmente peligrosos, entre ellos la herbolaria.
"Algunas (hierbas) sí tienen efectos terapéuticos, pero son imposibles de dosificar y muchos tienen sustancias tóxicas. Siempre que critico la herbolaria no falta quien me diga que los medicamentos salieron de las plantas. Estoy de acuerdo, pero las plantas son imposibles de dosificar.
"Nunca se puede asegurar que la infusión que se está tomando tiene o lo suficiente o se está intoxicando. De hecho, la herbolaria es una de las principales causas en el mundo de falla hepática aguda e insuficiencia aguda del hígado o de los riñones", señala.
Aclara que la orinoterapia también es riesgosa porque la orina puede tener agentes infecciosos.
Señala que las pseudorapias las ofrecen generalmente charlatanes, es decir, gente que no conoce el método científico y hay personas que no son mal intencionadas y cree que con esas "patrañas" va a curar.
"Pero hay muchos que francamente están ahí para timar a la gente y eso es lo más común; le van a sacar el dinero hasta donde se deje", lamenta.
De acuerdo con el experto, mencionar todas las pseudoterapias es muy difícil porque todo el tiempo están apareciendo nuevas.
Comenta que lo ideal es que agencias sanitarias, como Cofepris, regulara estas terapias, pero no cuenta con la capacidad suficiente para ello.