Nacional

Pobladores de la Sierra pactan tregua con grupos delictivos

Buscan evitar más confrontaciones

Jesús Guerrero / Agencia Reforma / Víctor Espino Cortés, ex Vocero de la Policía Comunitaria la localidad de Santa Rosa de Lima, del municipio de Tecpan de Galeana, en la región de la Costa Grande

Jesús Guerrero / Agencia Reforma

miércoles, 20 julio 2022 | 21:20

Chilpancingo.— Ante la inacción de las autoridades, pobladores de comunidades de la Sierra establecieron un pacto con grupos delictivos para evitar más confrontaciones, declaró Víctor Espino Cortés el ex vocero de la Policía Comunitaria de la localidad de Santa Rosa de Lima, del municipio de Técpan de Galeana, en la región de la Costa Grande.

Espino Cortés afirmó que lo que ocurre en el municipio de Zihuatanejo de Azueta es que las organizaciones delictivas pretenden realizar cobros a la ciudadanía para que haya un pacto.

Propuso a los pobladores de Zihuatanejo que tomen el ejemplo de los pueblos de la Sierra organizándose para correr a los delincuentes.

"En la zona de nosotros hubo guerra pero ahorita gracias a Dios ya se pactó una tregua pero ya no entran (los grupos delictivos); nosotros les dijimos aléjate de aquí porque nosotros aquí decidimos, expresó el ex líder de las autodefensas.

Espino Cortés acompañó a unos 40 comisarios de comunidades de Técpan de Galeana, Petatlán, Ajuchitlán del Progreso, Atoyac de Álvarez y Coyuca de Catalán a una reunión con funcionarios estatales en Palacio de Gobierno.

En este encuentro con los titulares de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento del Estado de Guerrero (Capaseg) y de la Comisión de Infraestructura Aeroportuaria del Estado de Guerrero (Cicaeg), las autoridades de estos pueblos plantearon la necesidad de que se les construya caminos y se resuelva el tema de la inseguridad pública.

El ex vocero de las autodefensas asegura que esas personas que andan haciendo males a los pueblos son delincuentes y no narcotraficantes.

"Esos mañosos son eso, no son narcos porque un narco le lleva dinero al pueblo", afirmó.

Consideró que es mentira que el gobierno no sepa dónde están escondidos los grupos delictivos.

"Los pueblos deben de apretar a sus gobiernos para que detengan a los delincuentes", expresó.

En febrero del 2021, Espino Cortés y dos policías comunitarios fueron detenidos por militares por portación de armas para uso exclusivo del Ejército y la Armada de México.

Cuatro días después los tres fueron dejados en libertad después de que policías comunitarios cerraron la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo a la altura de la localidad de Santa Rosa de Lima.

En esa ocasión, habitantes del Ejido Guajes de Ayala, del municipio de Coyuca de Catalán, acusaron a Espino Cortés de participar en la tala inmoderada de árboles y de ser el responsable de la desaparición de dos personas.

En entrevista, Espino Cortés señaló que en las comunidades de esa parte de la Sierra de Petatlán, Técpan de Galeana, ya no existe la policía comunitaria porque, según él, ya está pacificada.

En su experiencia como integrante de las autodefensas, Espino Cortés mencionó que el gobierno en vez de ayudarles se les echó encima a pesar de que lo estaban apoyando para combatir la inseguridad.

"Cuando uno se pone a defender como pueblo uno lucha con los puños o resortera contra la delincuencia que trae muy buen armamento", dijo.

Reveló que en esa zona de la Costa Grande están identificados tres grupos delictivos que a cada rato establecen alianzas pero luego se pelean.

Dijo que en el caso del municipio de Zihuatanejo de Azueta hay células de delincuentes que tienen bajo asedio a la ciudad exigiéndoles dinero.

Espino Cortés aseguró que los grupos de la delincuencia se retiraron de las comunidades de los municipios de Petatlán y Técpan de Galeana porque hubo una unión de la gente.

"La unión es como una muralla en donde no permites que entre nadie y así se viene el gobierno, los mañosos, tú lo puedes atrancar porque peleas por la razón y por tu familia", expresó.

Señala que en la Sierra se aplica la ley del pueblo ya que no hay jueces ni cárceles y la gente que siempre ha estado acostumbrada a portar armas con esas se defiende.

"La gente de la Sierra no es mala, es buena, pero si alguien hace un mal, pues te lo chingas. Le dice uno (al delincuente) oye cálmate, vete, pero si ves que anda secuestrando entonces no queda de otra", mencionó.

En la reunión que los comisarios tuvieron con los funcionarios estatales plantearon la necesidad de la construcción de caminos para que la gente pueda comercializar sus productos básicos.

En enero de este año, el entonces secretario general de Gobierno, Saúl López Sollano, se reunió con autoridades y habitantes de comunidades de la Sierra.

En ese encuentro, el funcionario les dijo a los pobladores que pidieran prestado dinero para que lo utilizaran en la reparación de caminos rurales que fueron dañados por las lluvias.

La gente consiguió un préstamo de 600 mil pesos, pero hasta el momento el gobierno estatal no se los ha devuelto.

En la mesa de diálogo que se tuvo este miércoles en la sala de juntas de la Secretaría General de Gobierno, los comisarios pidieron la reposición de ese recurso que pidieron prestado.

En la minuta de acuerdos se estableció que en este año habrá reparación de caminos y en el 2023, la pavimentación de varias vías que comunican a localidades de una zona de la Sierra.