Nacional

Procesan a agentes por devolver camioneta usada en masacre de migrantes

La Fiscalía indicó que el juez de la causa concedió el término de tres meses para la investigación complementaria

Archivo / Camioneta donde encontraron a migrantes calcinados

Abel Barajas/Reforma

jueves, 01 julio 2021 | 15:39

Ciudad de México— Un juez federal vinculó a proceso a dos funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM), y siete de la Policía de Escobedo, Nuevo León, por presuntamente devolver en forma ilegal una camioneta asegurada en la que el pasado 23 de enero se hallaron 19 cuerpos calcinados en Reynosa, Tamaulipas.

El juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Nuevo León procesó a los agentes por el delito contra la administración de justicia, que no tiene prevista la prisión preventiva de oficio y permitió a los imputados llevar el proceso en libertad.

Los agentes migratorios procesados son Jesús Misael Rodríguez Chavarría y Abraham Tadeo Ayala Luna, de acuerdo con informes del Gobierno Federal.

En tanto, los de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Escobedo son Adalberto Trinidad Vite, Julio César García Castillo, Beatriz Adriana Martínez Silva, Juan Ángel Cruz Morteo, Francisco Enrique Ríos Pérez, Eulalio Coronel Rivera y Baltazar Carrillo Rodríguez.

"Los hechos están relacionados con el hallazgo de una camioneta, la cual estaba asegurada por el INM en Nuevo León desde el pasado 6 de diciembre, misma que fue devuelta por los servidores Públicos Federales y posteriormente localizada calcinada en el Estado de Tamaulipas, y en cuyo interior se encontraron 19 cuerpos, entre ellos personas de origen extranjero", dijo la FGR.

La Fiscalía indicó que el juez de la causa concedió el término de tres meses para la investigación complementaria, plazo en que los fiscales y la defensa de los procesados recabarán los datos de prueba que eventualmente serán presentados en el juicio.

La tarde del pasado 23 de enero la camioneta asegurada y devuelta por los procesados, así como otro vehículo, fueron encontrados incendiados y con los restos de 19 personas, en una brecha del poblado Santa Anita, en Reynosa.

Según las autoridades, las víctimas fueron asesinadas a balazos y después les prendieron fuego a sus vehículos.