Nacional

Propone diputada permitir el trabajo sexual como actividad lícita

"Hay muchos casos y por eso es lícito, no contraviene ninguna norma y la Constitución nos protege", afirmó

Víctor Zubieta / Agencia Reforma / María Clemente, diputada de Morena, propuso reconocer el trabajo sexual como una actividad lícita, cuando sea ejercida de manera libre, voluntaria y autónoma, entre personas mayores de 18 años

Claudia Salazar y Martha Martínez / Agencia Reforma

jueves, 06 octubre 2022 | 18:36

Ciudad de México.— La diputada de Morena, María Clemente García, propuso reconocer el trabajo sexual como una actividad lícita, cuando sea ejercida de manera libre, voluntaria y autónoma, consentida y sin coerción entre personas mayores de 18 años.

García Moreno afirmó estar "libre de trata", luego de que el martes pasado reconociera que su forma de vida es el trabajo sexual.

En una carta pública, Iván Sheridan Galicia, quien dijo ser esposo de la diputada, acusó que ella no se dedica a esa actividad y que, más bien, ha sido clienta de la misma.

Le pidió promover una iniciativa para regular el trabajo sexual que realmente beneficie a quienes se dedican a esa actividad y no a sus necesidades personales.

En conferencia de prensa, la legisladora habló solo de su iniciativa y se retiró rápidamente, sin mencionar la carta de Sheridan.

María Clemente García pidió no criminalizar a las personas que ejercen el trabajo sexual de manera voluntaria.

"Hay muchos casos y por eso es lícito, no contraviene ninguna norma y la Constitución nos protege", afirmó.

En la Ley Federal del Trabajo propone un nuevo artículo 353-V.

"Se reconoce y protege el trabajo sexual como una actividad lícita", señala la propuesta.

En el 353-W planea definir al trabajo sexual como "la actividad que se ejerce en la vía pública, en algún establecimiento mercantil o por medios digitales, de manera libre, voluntaria, autónoma, consentida y sin coerción, entre personas mayores de 18 años de edad, a través de la realización de servicios sexuales, eróticos y/o de acompañamiento, a cambio del pago de una remuneración económica, sea en dinero o especie, de conformidad con las condiciones de tiempo, lugar y costo establecidas de común acuerdo entre la persona trabajadora sexual y la persona usuaria sexual".

Precisa que los delitos de trata de personas que tengan relación con el ejercicio del trabajo sexual, se sancionarán de conformidad con la ley en la materia.

También define a la "persona trabajadora sexual" como la persona mayor de 18 años de edad que de manera libre, voluntaria, autónoma, consentida y sin coerción, realiza servicios sexuales, eróticos y/o de acompañamiento, sea de forma regular u ocasional, a cambio de una remuneración económica.

La "persona usuaria sexual", es la persona mayor de 18 años de edad que paga una remuneración económica, a cambio de la realización de servicios sexuales, eróticos y/o de acompañamiento.

"Las personas trabajadoras sexuales tienen derecho a no ser discriminadas por su actividad laboral, a la protección de la salud, así como al acceso a servicios de salud para la atención integral y gratuita cuando no cuenten con seguridad social, en los términos del artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos".

La iniciativa añade que el trabajo sexual deberá ejercerse en condiciones de salubridad suficientes que garanticen evitar contraer enfermedades o infecciones derivadas del trabajo sexual.

"Tanto las personas trabajadoras sexuales como las personas usuarias sexuales están obligadas mutuamente a evitar riesgos de contagio de enfermedades o infecciones durante la realización del trabajo sexual. El incumplimiento de esta disposición dará lugar a las responsabilidades civiles o penales en que cualquiera de las partes pueda incurrir", indica la iniciativa publicada este jueves en la Gaceta Parlamentaria.

La legisladora de Morena expuso que quienes se dedican al trabajo sexual tienen derecho a realizar su trabajo en condiciones dignas.

Explicó que el trabajo digno es aquel que respeta la dignidad humana libre de discriminación, con seguridad social, por el que se recibe una remuneración y en condiciones de seguridad e higiene.

"El trabajo sexual es una fuerza laboral que debe tener derechos y no debe ser visto como un artículo comercial", sostuvo.

Agregó que aporta dinero en la economía y es una actividad que permite a quienes lo ejercen sostener a sus familias.

Mencionó que llevará a cabo un foro de "historias de vida" con personas que se dedican al trabajo sexual.