Nacional

Protestan en Reforma familias de víctimas de violencia en San Luis Potosí

La madre de Alan, quemado vivo, y los padres de Lya, la menor violada en un colegio de dicha entidad exigen justicia

Agencias

Excélsior

jueves, 05 noviembre 2020 | 17:57

Ciudad de México.- Dos familias originarias de San Luis Potosí, quienes el pasado 3 de septiembre tomaron la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) volvieron a las calles a manifestarse al no tener una ayuda y respuesta de las autoridades. 

Las familias protestan frente al Antimonumento +43, ubicado en el cruce de Paseo de la Reforma y Eje 1 Poniente, Bucareli. 

Exigen justicia por el caso de una menor que fue violada en una escuela de aquel estado y un joven que fue quemado vivo.

Te puede interesar: Encapuchados toman Prepa 5; exigen aparición de alumno Jorge

La señora Silvia Castillo Hernández pide justicia y apoyo del Gobierno federal para que el asesinato de su hijo no quede impune.

"Se han burlado de mí las autoridades de San Luis Potosí y también el Gobierno federal No me han ayudado. Aquí me prometieron que me iban a pagar un detective privado que investigara la desaparición de mi hijo, lo que quiero es justicia, lo que me tiene aquí es justicia para mi niño, porque no puedo vivir con uno de sus asesinos a cuatro casas de la mía”, señaló Silvia Castillo, una de las manifestantes. 

Mientras que, Roberto Lubin y Marcela Alemán, también de San Luis Potosí y padres de una menor de nombre Lya que fue víctima de violación en el colegio Luis González Urbina tuvieron que abandonar el Estado por amenazas de muerte. 

Te puede interesar: Presentan queja contra alcalde de Toluca por baile masivo 'Agarrón Carnavalero'

"Estamos muy cansados, muy indignados con el gobierno, con la CNDH, la tomamos el 3 de septiembre, quedamos en un acuerdo, que se iban a cumplir unos puntos y de esos puntos no se ha tomado nada. Todo sigue en documentos y los papeles no se ha dado justicia, el colegio sigue laborando. Mi familia, seguimos desplazados en la Ciudad de México porque somos amenazados de muerte en el estado de San Luis Potosí. Hemos pedido asilo político en otro país”, señaló Roberto Lubin. 

Durante la manifestación, Silvia, la madre del joven Alan, víctima de asesinato tuvo que ser atendida por Paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) al sufrir una descompensación en su metabolismo.

Hasta el momento esperan que ambas familias sean atendidas por las autoridades Federales y retomen los casos que están inconclusos en el Estado de San Luis Potosí.