Nacional

¿Qué le pasó al 'Jefe de Jefes' del corrido de Los Tigres del Norte?

Quien fue considerado en su momento, el narcotraficante más poderoso de México

Agencias

miércoles, 18 agosto 2021 | 18:15

Desde el penal de Puente Grande en Jalisco, el exnarcotraficante contó a la televisora Telemundo que también padece pulmonía y tiene un brazo roto, con 75 años que ya está resignado a morir tras las rejas.

El medio de comunicación Noticias Telemundo presentó ayer martes,  la primera parte de una entrevista a Miguel Ángel Félix Gallardo, quien en las décadas de los ochentas fue considerado el narcotraficante más importante de México.

En silla de ruedas, Félix Gallardo reapareció ante las cámaras luego de 32 años de estar en la zona de máxima seguridad del penal federal de Puente Grande, Jalisco.

Mi salud es pésima, mi familia está haciendo un hoyo para yo ser enterrado en un árbol”, explicó el fundador del Cártel de Guadalajara al medio internacional.

Es importante explicar que, ante la poca audición de Félix Gallardo, la reportera de Telemundo, Issa Osorio Ugalde, tuvo que pasarle las preguntas escritas a través de un papel.

El excapo expresó no tener pronóstico de vida. “Perdí todo. Perdí la sensibilidad, los oídos, los ojos”.

Yo soy un cadáver el cual no espera más que ser enterrado en la raíz de un árbol”, agregó.

El también llamado “Jefe de jefes” llevaba consigo un tanque de oxígeno. “Traigo una neumonía grave, muy grave", añadió.

Comentó lo que ha pasado durante tantos años en prisión. “Fui cercenado del estómago, me quitaron ocho hernias, me privaron de la vista, de los oídos y no puedo caminar". 

Desde el penal de Puente Grande en Jalisco, el prisionero contó a la televisora Telemundo que también padece pulmonía y tiene un brazo roto,  con 75 años ya está resignado a morir tras las rejas.

Mi salud es pésima, mi familia está haciendo un hoyo para yo ser enterrado en un árbol, no tengo pronóstico de vida ninguno, puesto que perdí todo”, dijo Gallardo.

Me quitaron ocho hernias, me privaron de la vista, me privaron de los oídos y como ve, no puedo caminar”, relató.

Con pasos casi a tientas fue que llegó a lesionarse el brazo izquierdo en la caída, según relató al medio estadounidenses. “Lo perdí todo, soy un cadáver”

Debido a las anteriores complicaciones de salud, su familia ya ha solicitado en varias ocasiones que el sentenciado pase sus últimos días fuera de prisión, sin embargo, no han tenido respuesta favorable.

Miguel Ángel Félix Gallardo fue arrestado un sábado 8 de abril de 1989. Tras su detención le fueron incautadas diversas propiedades, incluidos un hotel, una farmacia, una empresa de bienes raíces, así como numerosas cuentas bancarias.

Supuestamente, el ataque contra Enrique el “Kiki” Camarena fue en represalia por sus actividades como agente infiltrado que llevaron, entre otros golpes, al decomiso de más de 10 mil toneladas de marihuana, en el rancho del Búfalo, Chihuahua, causándole pérdidas millonarias a Caro Quintero.

Inicialmente fue condenado a 40 años, pero en un nuevo juicio que concluyó en 2017 y dejó la cifra en 37 años por los mismos cargos cometidos contra el agente de la DEA y el piloto mexicano Alfredo Zavala.