Nacional

Queda Dos Bocas en zona de riesgo

Políticos coincidieron en que inundaciones en Tabasco muestran fragilidad de refinería de Dos Bocas que fue construida en zona vulnerable

Reforma

Oscar Uscanga, Claudia Guerrero y Francisco Ortiz/Reforma

jueves, 19 noviembre 2020 | 08:38

Ciudad de México.- Las recientes inundaciones en Tabasco muestran la fragilidad de la refinería de Dos Bocas que fue construida en una zona pantanosa y vulnerable a inclemencias climáticas, coincidieron actores políticos.

 El ex director de la Conagua, José Luis Luege, advirtió que se trata de una obra altamente vulnerable.

 "Está ubicada en la desembocadura al Golfo de México del Río Grijalva y del Usumacinta, que se unen en una zona conocida como Tres Ríos, y de ahí corre entre pantanos hacia el mar.

 "Dos Bocas es un sitio súper vulnerable a inundaciones por el frente del mar, huracanes, y por la retaguardia del propio Grijalva", opinó el ex funcionario.

 No obstante, Luege descartó que el reciente desvío del caudal hacia el Río Samaria haya sido para evitar una inundación en Dos Bocas. 

Recordó que en 2007, la Conagua a su cargo realizó obras de control para las presas de Malpaso, Peñitas, Angostura y Chicoasén.

 En el caso de Peñitas, se habilitó la compuerta "El Macayo", que puede derivar todo el caudal del Río Grijalva hacia dos direcciones, una hacia Villahermosa y otra hacia la Chontalpa, a través del río Samaria.

 "La hipótesis (que circula en un audio de redes sociales) dice que deliberadamente abrieron la margen izquierda hacia el Samaria para proteger Dos Bocas, pero eso, desde mi punto de vista, no tiene fundamento, porque el área hacia donde llega rápidamente el flujo del río Samaria es a la zona baja de la Chontalpa y a Dos Bocas", planteó.

 Lo que sí ocurrió, dijo, es que la Administración federal operó mal las presas.

 "No previeron cuando venía la tormenta tropical, los ciclones, y hay una responsabilidad del mal manejo de presas. Operaron mal El Macayo. Muy mala operación y cero comunicación", señaló.

En tanto, el ex senador del PAN en Tabasco, Juan José Rodríguez Pratts, rechazó también que la operación de El Macayo haya sido para evitar inundaciones en Dos Bocas.

"Decir eso sería una mentira, no fue para salvar Dos Bocas. Ahí de cualquier manera el agua va porque son manglares, ahora se ha gastado un dineral en un relleno y yo no creo que esa obra se termine en este sexenio.

 "Es un capricho del señor Presidente que quiere hacer una obra de trascendencia en su estado", concluyó.

 Sugirió que ahora que se discute un plan para evitar inundaciones se puede rescatar la hidroeléctrica Itzantún y suspender Dos Bocas.

 Itzantún es un embalse de 15 mil hectáreas adquiridas por la CFE en Chiapas.

Hugo Ireta, integrante de la Asociación Ecológica Santo Tomás, rechazó la versión de que la decisión de desviar el desfogue de Peñitas hacia el Samaria habría sido para evitar inundaciones en la nueva refinería.

 "No tiene ningún sentido. No tiene nada que ver la inundación con lo de Dos Bocas", coincidió.