Nacional

Quitan diputados mamparas antiCovid

En el mercado, cada lámina de acrílico se cotiza en 999 pesos

Claudia Salazar y Martha Martínez
Agencia Reforma

martes, 21 septiembre 2021 | 20:50

Ciudad de México— Luego de realizado el gasto, los diputados se dieron cuenta que las mamparas antiCovid no servían para prevenir infecciones contra el coronavirus y, tras cinco sesiones, las retiraron.

Este martes el salón de plenos lució sin las protecciones que se colocaron en cada uno de los pupitres de las 500 curules y en los escritorios de la Mesa Directiva.

Las mamparas solo duraron cinco sesiones de la 65 Legislatura.

En el mercado, cada lámina de acrílico se cotiza en 999 pesos.

Por cada cinco curules, se colocaron 11 protecciones. Cada lugar estaba protegido al frente y a los lados, como en una especie de caja.

Es decir, al menos se retiraron mil 100 placas en las curules, sin contar las instaladas en la Mesa Directiva.

El pasado 2 de marzo, el Comité de Administración autorizó un fondo de 20 millones de pesos del Presupuesto 2021 para sufragar los gastos relativos a adquirir bienes y servicios para la prevención, control y mitigación de posibles contagios por Covid-19, erogaciones entre las que se encuentra la adquisición de las mamparas.

Adicionalmente, la Cámara invirtió 12.2 millones de pesos en renovar el mobiliario del salón de plenos, con el retapizado en piel de sillones y curules.

En ese presupuesto se contempló el barnizado de los pupitres y las adaptaciones para colocar nuevos aparatos del sistema de asistencia y votación.

Tales gastos de mantenimiento que se previeron para entregar a la nueva 65 Legislatura un mobiliario en buenas condiciones.

Las curules con mamparas antiCovid apenas estuvieron a tiempo.

En la sesión constitutiva del 29 de agosto aún no estaban instalados la totalidad de los acrílicos.

Para la sesión del primero de septiembre, ya estaban colocadas las tres protecciones por curul.

Sin embargo, las mamparas disgustaron a los diputados.

Aunque se trata de prácticamente la misma administración y los mismos diputados de la 64 Legislatura que tomaban decisiones sobre el gasto para prevenir contagios, en la Cámara apenas se dieron cuenta que no está comprobado que las mamparas sirvan de algo.

La vicecoordinadora de Morena, Aleida Alavez, explicó que se consultó a la secretaria general, Graciela Báez, si servían de algo los acrílicos.

"Le pedimos a la secretaria general que nos dijera si de veras tuvieran alguna repercusión negativa o positiva el tenerlas o no. Y resulta que no. No hay tal, o sea que nos detengan contagios, no se documenta, no hay forma.

"Entonces no hay riesgo, por lo que nosotros comentamos ayer con la secretaría General del retiro de estas mamparas", expuso la legisladora de Morena.

Agregó que ella fue de las primeras en advertir que los acrílicos no servían para realmente evitar los contagios en un lugar cerrado y que, además, dificultaban la movilidad en el pleno.

"Más que ayudar, ahogan en la circulación del aire y que quien quiera tenerla pues se la van a instalar, pero pues en realidad yo no les veo mucha utilidad y más bien no circula la ventilación, se van abrir las puertas", detalló.

En su opinión, hay más riesgo para los diputados que haya mucha gente en el salón de plenos, por lo que los grupos parlamentarios deberían limitar la presencia de sus legisladores.

Acusó a los diputados del PAN de tener en las sesiones a un grupo numeroso de legisladores, más de los que le correspondería tener en las sesiones semipresenciales.

"Y eso es una irresponsabilidad, es una falta de congruencia con las normas de sanidad.

"Estamos revisando que las sesiones del pleno tengan mayor congruencia los grupos parlamentarios, para que se hagan de manera que se cubran las normas de sanidad: sana distancia, el mínimo de diputados que se pueden presentar.