Nacional

Realizan esposas de mandatarios declaración de amistad México-EU

Con intervenciones alternadas, se manifestaron a favor la libertad, la educación, la familia, el combate a la pobreza, el respeto y el amor

Óscar Mireles / Agencia Reforma / Fuera del programa oficial, Jill Biden y Beatriz Gutiérrez, esposas de los presidentes de EU y México, realizaron declaratoria de amistad

Claudia Guerrero y Antonio Baranda / Agencia Reforma

lunes, 09 enero 2023 | 19:54

Ciudad de México.— Fuera del programa anunciado de manera oficial, Jill Biden y Beatriz Gutiérrez Müller, esposas de los presidentes de Estados Unidos y México, realizaron este lunes una declaratoria de amistad, con motivo de la reunión bilateral de los Mandatarios.

Teniendo como testigos a los presidentes Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador, ellas tomaron el micrófono y pronunciaron un discurso conjunto, de seis puntos, tanto en inglés como en español.

Con intervenciones alternadas, se manifestaron a favor la libertad, la educación, la familia, el combate a la pobreza, el respeto y el amor.

"Creemos que la libertad de fe, de expresión y de prensa son la base de la democracia y que la voz del pueblo es poderosa, por estas razones nos mantenemos cerca de la más alta ética que nos guía, el respeto a la ley y las costumbres y tradiciones de los pueblos de hoy, así como de los pueblos ancestrales de originarios", señalaron.

Al hablar sobre educación, aseguraron que es esencial para una sociedad justa y productiva. La educación, forma comunidad.

"Sin educación es imposible imaginar un mundo mejor con principios éticos, con igualdad de oportunidades y con contribuciones a las artes, las ciencias y la tecnología", leyeron.

Sobre la familia, sostuvieron que, esos vínculos, ya sean forjados o encontrados, creados por elección o casualidad, dan refugio a las penas de la vida, fortaleza para las pruebas que se tienen que enfrentar y un hogar.

"La familia es la principal institución de seguridad social", agregaron.

Ambas afirmaron que la pobreza no está destinada por Dios, sino que es un producto de la desigualdad.

"Sabemos que los pobres merecen vivir mejor y estamos trabajando con mucha compasión y empeño, todos los días para mejorar la vida de todos", refirieron.

También hablaron del respeto y del rechazo a todas las formas de xenofobia, racismo, discriminación y clasicismo.

"Nos atrevemos a soñar con un tiempo en el que todos sean iguales, seamos iguales libres".

Finalmente, aseguraron que el amor es el motor que nos mantiene unidos, el amor nos hace flexibles y resistentes.

"Ayudándonos a ser más que nosotros mismos, nos enseña a protegernos, proveernos, cuidarnos unos a otros y dar nuestros corazones por completo, sin importar el costo", manifestaron.

"Nos empuja a luchar por la justicia y las oportunidades en estos países que llamamos hogar, nos hace audaces y valientes para que podamos construir un mundo diverso mejor para las generaciones venideras".

Al cierre del discurso, expresaron que, juntos, Estados Unidos y México tienen valores compartidos para poder construir.

Sonrisas y abrazos

La recepción de los Biden, en Palacio Nacional, estuvo marcada por las sonrisas y los abrazos.

Desde la puerta de Honor, ambas parejas se encontraron con expresiones afectuosas.

Luego transcurrió la ceremonia protocolaria y los himnos.

Cuando los dos presidente posaron para la fotografía oficial, se acercaron para darse la mano.

Tras el apretón inicial, López Obrador tomó el antebrazo de Biden, a lo que éste respondió abrazándolo por la espalda.

Luego vinieron los discursos y, al finalizar, Biden comentó algo al oído de su esposa.

Ella se lanzó hacia el lugar que ocupaba Beatriz Müller, con los brazos abiertos.

Ambas se fundieron en un abrazo por unos segundos; pero el abrazo se convirtió en colectivo cuando Jill Biden abrió los brazos para incluir, también, a los mandatarios.