Nacional

Reconoce López Obrador trabajo de paisanos

El presidente de México descartó la posibilidad de reunirse con connacionales en su próxima visita a Estados Unidos

Reforma / Andrés Manuel López Obrador

Claudia Guerrero e Isabella González / Reforma

jueves, 02 julio 2020 | 10:17

Ciudad de México— Aunque reconoció que las remesas representan casi 40 mil millones de pesos anuales para las familias más pobres del país, el presidente Andrés Manuel López Obrador descartó la posibilidad de reunirse con connacionales en su próxima visita a Estados Unidos.

El Mandatario adelantó que, en su viaje a Washington, se apegará sólo a las actividades que se tienen contempladas en la visita oficial de trabajo, para reunirse con su homólogo y candidato republicano Donald Trump.

"En el caso de la visita a Estados Unidos, nos queremos ajustar al programa porque si vamos con un grupo pues tenemos que ir con otros", dijo.

López Obrador agradeció todas las invitaciones que ha recibido para sostener reuniones con migrantes, asociaciones empresariales de mexicanos, académicos y hasta legisladores norteamericanos.

Sin embargo, adelantó que no aceptará ninguna de las convocatorias.

"No vamos a poder cumplir con un programa muy amplio, vamos a celebrar la entrada en vigor del Tratado y a encontrarnos con el presidente Donald Trump con este propósito", aseveró.

El Jefe del Ejecutivo manifestó que, a pesar de lo estricto de la agenda, su Gobierno seguirá reconociendo el valor y el heroísmo de los migrantes que abandonaron el país obligados por el hambre y la pobreza.

"Vamos a seguir reconociendo eso, es un aporte fundamental, imagínense esta situación de crisis económica por la pandemia y nos llegan estas remesas, ¿cuantos países tienen este ingreso en el mundo?", expresó.

"Cuando hablamos de 4 mil millones de dólares, como sucedió en marzo o 36 mil y hasta 40 mil millones de dólares al año, puede ser el presupuesto de un país. Entonces si es mucho el apoyo, el aporte".

El presidente recordó que las remesas apoyan la economía de 10 millones de familias pobres, lo que representa un tercio del total de la población.

"Son los de abajo, los más necesitados, vamos a seguirlo reconociendo", agregó.