Nacional

Recorta 4T gasto para medicinas

Pese al desabasto en sector salud, el presupuesto en 2023 para medicinas podría caer casi 15%, con respecto al monto aprobado en 2022

Reforma

domingo, 18 septiembre 2022 | 07:22

CDMX.- A pesar del problema de desabasto en el sector salud, para 2023 el presupuesto total para medicinas podría caer casi 15 por ciento, de acuerdo con el paquete económico proyectado, respecto al monto aprobado en 2022, alertó Judith Méndez, coordinadora de Salud y Finanzas Públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria. 

"El año pasado hubo también una caída. El aumento que se tenía por medicinas, era precisamente por la compra de vacunas contra Covid-19, pero si se quitaba esta compra resultaba un recorte de 2 por ciento. (Estos recursos) difícilmente van a alcanzar para evitar situaciones como el desabasto de medicamentos", destacó.

La experta indicó que en 2022, el monto destinado a la compra de medicamentos ascendió a 126 mil 49 millones de pesos, en tanto que para 2023 se destinarán 107 mil 552 millones de pesos; la diferencia es de 18 mil 497 millones de pesos, es decir, 14.7 por ciento menos recursos.

La Sedena sería el subsistema más castigado, al pasar de 650 millones de pesos a 281 millones de pesos, es decir, 56.8 por ciento menos recursos; seguido de la Secretaría de Salud, al pasar de 37 mil 957 millones de pesos, a 20 mil 245 millones de pesos, lo que representa un 46.7 por ciento menos.

El presupuesto para la adquisición de fármacos en Semar pasaría de 288 millones de pesos, a 190 millones de pesos, es decir, 34.1 por ciento menor. En el ISSSTE, de 20 mil 29 millones de pesos, a 14 mil 751 millones de pesos, es decir, 26.4 por ciento menos.

La especialista indicó que sólo el IMSS y Pemex presentarían aumentos en las partidas de medicamentos, con 6.9 por ciento y 18.3 por ciento más que en 2022, respectivamente.

El presupuesto para medicinas en el IMSS pasaría de 64 mil 137 millones de pesos a 68 mil 551 millones de pesos, mientras que el de Pemex de 2 mil 988 millones de pesos, a 3 mil 535 millones de pesos.

De acuerdo con Méndez, otro programa que sufrirá recortes será el de vacunación, el cual presentaría un recorte de 17 mil 783 millones de pesos respecto del monto aprobado para 2022. Sin embargo, sigue siendo más del doble del monto destinado a este programa previo a la pandemia.

El 30 de agosto pasado, tras reunirse con padres de niños con cáncer y establecer el compromiso de dar seguimiento a sus demandas, el Secretario de Salud, Jorge Alcocer, acusó "politiquería" detrás de las quejas por el desabasto de medicamentos oncológicos.

Héctor Valle, presidente de la Fundación Mexicana para la Salud (FUNSALUD), sostuvo ese día que la falta de inversión en salud en México desde hace décadas ha generado una enorme brecha con economías desarrolladas y se refleja actualmente en el desabasto de medicamentos, material de curación, falta de especialistas e infraestructura.

...Y para población sin algún seguro social

El plan para el nuevo sistema salud IMSS-Bienestar que actualmente implementa la 4T, no viene acompañado de más recursos.

El gasto per capita para la población sin seguridad social tendría una reducción de 2.1 por ciento, pues pasaría de 3 mil 773 pesos a 3 mil 694 pesos de 2022 a 2023, según el proyecto de Paquete Económico.

Mientras en 2022 el presupuesto para la población sin seguridad social ascendió a 256 mil 621 millones de pesos, para 2023 caería a 253 mil 409 millones de pesos, según un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

"Tal vez se están haciendo ajustes de tipo administrativo, pero en términos presupuestarios todavía falta mucho", externó Judith Méndez.

"Se hubiera esperado que desde el primer año, cuando se dieron cuenta que no podía operar un Insabi sin tener recursos adicionales, se hubiera hecho una reasignación o priorización del gasto o buscar nuevas fuentes de financiamiento, pero realmente se sigue dándole esta vuelta a la discusión del tema presupuestario", indicó.

Advirtió que el presupuesto destinado para este grupo de la población, ya sea por Seguro Popular, Insabi o IMSS-Bienestar, ha ido a la baja y la inversión como porcentaje del PIB ha pasado de 1.28 por ciento, en 2016, a 0.81 por ciento, para 2023.

En los esquemas propuestos de atención a la cobertura universal como Seguro Popular, Insabi y, ahora, IMSS-Bienestar, no se invierte lo necesario, criticó.