Nacional

Regulación de la mariguana no desaparecerá mercados ilícitos: Francisco Rivas

No hay que ser ingenuos y pensar que porque hay una regulación del cannabis va a desaparecer la violencia en el país, señala el director general del Observatorio Nacional Ciudadano

Agencias

sábado, 05 octubre 2019 | 21:27

La regulación del mercado de la mariguana en México no necesariamente va a hacer desaparecer los mercados ilícitos de esa droga, afirmó el director general del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y legalidad (ONC), Francisco Rivas Rodríguez.

En entrevista, puso como ejemplo el caso de los cigarrillos y el alcohol, productos que recurrentemente son comercializados en mercados ilegales, sin controles de calidad, lo cual pone en riesgo la vida de las personas.

En ese sentido, advirtió que, si llegamos a tener un proceso de compraventa de estupefacientes a través de sistemas establecidos en la ley, no debemos olvidar que en ese contexto probablemente seguiremos teniendo una presencia de un problema relacionado con la venta ilegal.

El especialista dijo estar de acuerdo en transformar la visión que tenemos alrededor de la política de drogas implementada en México hasta hora, pero la nueva debe estar enfocada desde la salud pública y los efectos que tiene en ella, más que en la relación con la actividad criminal.

Sin embargo, recalcó que no debemos ser ingenuos y pensar que porque hay un abordaje desde la salud, se omite la relación que tiene con los problemas de delincuencia y criminalidad.

Aquí lo importante es que, si se va a legislar con un enfoque de salud pública, lo que hay que vigilar en que realmente se haga así, lo cual implica tener recursos desde las instancias de seguridad pública para atender un tema tan complejo como lo es el tema de las drogas, refirió.

Llamó la atención que en el Plan Nacional de Desarrollo de este gobierno está plasmado el interés de atender este problema desde este enfoque, pero lo preocupante es que cuando se revisan los presupuestos para ejecutar políticas públicas en la materia, resulta que no hay ni un solo peso extra destinado para la reintegración a la sociedad de los usuarios de drogas que tienen problemas de adicciones.

Por otra parte, destacó que actualmente la mariguana no es el gran disparador de la inseguridad en el país. 

Por ello mencionó que no hay que ser ingenuos y pensar que porque hay una regulación de la mariguana va a desaparecer la violencia en el país.

Además, destacó que la legalización de las drogan no necesariamente va a implicar que vamos a llegar a una legalización completa de todas las drogas. 

Una cosa es poder legalizar la mariguana, que tendrá ciertos efectos limitados en la salud, a menos que haya un abuso por un tiempo prolongado y otra cosa son los daños que sí generan otro tipo de drogas en tiempos mucho más breves, con efectos mucho más dañinos a la salud. Concretamente se refirió a las drogas sintéticas y los llamados opiáceos.

Además, expuso que no vamos a alcanzar a regularizar todas las drogas porque éstas van a ir cambiando con los años.

En opinión del especialista, regularizar la mariguana es una experiencia importante “que hay que caminar”, desde el punto de vista de los derechos, concretamente el que tienen las personas a hacer lo que quieran con su cuerpo, pro el asunto es que se arme bien. 

Fuente: www.eleconomista.com.mx