Nacional

Relevan por narcojet a jefe aeroportuario

El director del aeropuerto de Cuernavaca fue removido de su cargo tras robo de una aeronave, que fue usada para transportar armas y droga

Reforma

Reforma

lunes, 08 febrero 2021 | 08:55

Ciudad de México.- Tras el robo de una aeronave del aeropuerto de Cuernavaca, que posteriormente se estrelló en Guatemala con saldo de dos muertos y el decomiso de armas y drogas, el director de esa terminal aérea fue removido de su cargo.

 Según fuentes militares, Armando Subirats Simón, ex director de Operaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) asumió la dirección del aeropuerto "Mariano Matamoros" en lugar de Misael Álvarez Díaz.

 Subirats Simón dejó la dirección de Operaciones del AICM en marzo de 2020, cargo que desempeñó desde 2014. Antes fue comandante general del aeropuerto capitalino entre 2013 y 2014.

  El ex funcionario federal enfrentó protestas de diversos trabajadores del AICM por la falta de equipo y hasta personal involucrado en el trasiego de drogas.

 Subirats Simón llega en un momento en el que el personal del aeropuerto de Cuernavaca -ubicado en Temixco- está bajo la mira de la Fiscalía General de la República (FGR) por la sustracción del jet Hacker 800 XB-PYZ en septiembre pasado.

 Tras ser robada, la aeronave voló a Venezuela, cargó armas y droga, y después se trasladó a Guatemala, donde se estrelló al realizar maniobras de aterrizaje en una pista clandestina.

  El Hacker 800 arribó a la terminal aérea de Cuernavaca el 10 de agosto procedente del aeropuerto de Toluca.

 Las investigaciones de la FGR establecen que el jet aterrizó con cuatro personas -al parecer políticos de Morelos-, dos elementos de tripulación y una aeromoza.

  Sin embargo, las autoridades del aeropuerto morelense desconocen los nombres de las personas que viajaban en la aeronave.

 La identidad de esos cuatro pasajeros tampoco los tiene la empresa International Corporate and Cargo Service ICCS, que tenía a la aeronave bajo su resguardo.

 

 Se indicó que el dueño de esa aeronave es una persona identificada como Rafael Ríos Camacho, pero no existe hasta ahora ningún reclamo por el jet.